Cómo escoger una batería?

Utensilios de cocina, baterías de cocina, baterías de peltre, baterías de aluminio, baterías de acero, baterías de hierro, baterías de cobre, baterías de vidrio refractario, baterías de cerámica, baterías de plástico, cocina, cacerolas,

Cómo escoger una batería?

Cuando compre una batería de cocina cerciórese de que esté sólidamente hecha con materiales duraderos, las cacerolas deben estar estables y con asas firmes, de un material que no se caliente.

Algunos consejos para sus cuidados;

El peltre; es un material económico y fácil de lavar, permite el sabor de los alimentos y no produce sustancias tóxicas, hay que tomarlo cuidadosamente, si se golpea se despostilla.

El aluminio también es económico y es un excelente conductor de calor, si se mancha es necesario tallarla para limpiarla.

Si se deja una cacerola de aluminio con alimentos alcalinos durante algún tiempo, o en remojo, se mancha o se pica, si quiere adquirir una batería de aluminio, cerciórese de que éste sea grueso o doble grueso, pues uno delgado calienta irregularmente y se deforma con cualquier golpe.

Las cacerolas de aluminio con recubrimiento antiadherente facilita cocinar sin aceite dando un cocimiento parejo, como se rayan con facilidad se deben limpiar con esponja, y para cocinar hay que usar cucharas y palas de madera o de plástico.

El acero porcelanizado es sencillo de limpiar calienta uniformemente y no es caro, puede llevarse a la mesa, las cacerolas de este material no se deben calentar sin alimentos porque se maltrata el esmalte.

El acero inoxidable es caro, sin embargo, no requiere mantenimiento, es un mal conductor del calor, pero se compensa si las piezas tienen integrado a la base un difusor.

Es una capa de 0.5 cm aproximadamente de otro metal que conduzca mejor el calor, en contacto prolongado con alimentos ácidos o salados lo deteriora y el sobrecalentamiento (un ejemplo si se pega la comida o si se deja encima del fuego sin agua) lo oscurece.

Estas manchas no se quitan para tenerlas brillantes se debe secar con una toalla y en ocasiones hay que pulirlas con limpiador para acero inoxidable o pulidor para plata.

El hierro colado no es muy caro, calienta lento y parejo y mantiene bien el calor, este material se oxida con facilidad, por lo que hay que curar las cacerolas.

Antes de utilizarlas por vez primera (introduzca las piezas al horno con poquita manteca o aceite, no de oliva porque deja sabor, durante dos horas a 170 grados; ya que se enfrían enjuague y seque a fuego lento).

Además es muy pesado pero es perfecto para freír, guisar o hacer sopas, después de utilizarla, limpie la batería, con un paño o servilletas de papel húmedos y séquela de inmediato.

En caso de quedar los alimentos pegados, talle con sal gruesa, lave, enjuague, seque muy bien y nuevamente cure, evite guardar alimentos en hierro colado.

El hierro esmaltado es sencillo de limpiar y lo puede llevar a la mesa, calienta lenta y uniformemente y mantiene el calor, sin embargo la superficie no la tiene porosa necesaria para freír.

Para darle brillo, con vinagre dele una pasada y séquelo. Las cacerolas que tienen el esmalte muy delgado se despostillan con facilidad y no conservan el calor.

el cobre es buen conductor de calor, su costo es elevado, para mantenerlo con brillo hay que limpiarlo seguido, y cuando su delgada capa se desgasta o se despostilla hay que resanarlo.




Si se elije la de cobre, éste debe ser grueso, ya que el delgado concentra el calor de forma irregular, las baterías de cobre se pueden llevar a la mesa, pero no debe guardar en ella los alimentos.

El vidrio refractario es relativamente económico y se limpia con facilidad, como conduce el calor lenta y parejo resulta perfecto para hornear pasteles de carne, tartas y budines, no resiste cambios bruscos de temperatura.

La cerámica refractaria es un material duradero, se puede utilizar tanto en el horno como sobre el fuego, generalmente resiste los cambios bruscos de temperatura y otras baterías de este material se pueden llevar directamente del congelador al horno.

El plástico para hornear se usa para hornos convencionales o de microondas, es muy práctico y también se puede llevar al congelador.




1 comentario:

  1. AALGUIEN ME PUEDE DECIR SI PUEDO HACER UN PASTEL DE CAJA EN UNA OLLA DE HIERRO PORCELANIZADO EN LA ESTUFA Y NO EN EL HORNO PORFA? GRACIAS!

    ResponderEliminar