Cómo cortar y coser cuero?

Cortar cuero, coser cuero, cuero, plantilla de cuero, puntadas básicas para cuero.


Cómo cortar y coser cuero?

El cuero se vende por dm cuadrado (cuando está curtido) o por kilo (sin curtir). Puede comprarlo de diferentes curtidos y, por lo que a grosor se refiere, se clasifica en grueso y delgado.

Escoja el tipo de material adecuado al trabajo que va a realizar; para un cinturón use cuero grueso de res, de cochino o de ternera.

Si va a encuadernar o hacer carteras, vaqueta, piel de cochino, de cabra o cocodrilo.

Para guantes, piel muy delgada, teñida y curtida al aceite.

En los trabajos de cuero el corte es muy importante, elabore una plantilla de cada pieza y marque los contornos encima de la piel con un lápiz. Repácelos después con una lezna.

Ésta marcará una canaleta que servirá de guía y evitará que la herramienta de corte (cuchillo o navaja) se
desvíe.

Para lograr un corte fino, y uniforme, debe delinear la plantilla en la cara más suave y lisa de la piel (grano) en lugar de hacerlo por el lado áspero (carnaza).

Cuando el cuero es grueso lo mejor es pasar dos veces el cuchillo; la primera vez sin atravesar el cuero y la segunda siguiendo este corte como guía para hacer el corte definitivo.

La piel delgada únicamente necesita un corte; la muy fina se corta mejor con tijeras de hojas dentadas.

El cuero demasiado grueso se corta con un cuchillo de talabartero. Para cortar líneas rectas utilice una regla o una escuadra. Use cuchillos o navajas bien afiladas y evite cortar sobre superficies duras o metálicas porque las daña.

Mejor hágalo sobre una pieza de linóleo, madera o alguna revista que no utilice.

Cuando cosa primero marque la posición de las puntadas a una distancia de 3 a 6 mm de la orilla y perfórelas con la lezna. Para coser cuero se usan 2 tipos de agujas para piel delgada, que no se perfora antes de coser, se usa una aguja para guantes.

Para cuero grueso se utilizan agujas de punta roma, que pasen a través de los agujeros perforados.

La aguja y el hilo deben ser de igual diámetro que los agujeros o un poquito menores. El hilo debe ser de nylon o de algodón encerado para que deslice fácilmente por los agujeros.

Una forma de asegurar el hilo a la aguja es atravesar con ella el hilo, cerca de un extremo de éste, ensartar ese extremo en la aguja y jalar el hilo.

Dos de las costuras más comunes son la doble y la de silla de montar. La primera consiste en realizar una costura fácil sin nudo y dejando un poco de hilo al principio, volver sobre la misma y atar juntos ambos extremos del hilo.

La costura de silla de montar, que es la más resistente se lleva a cabo con dos agujas, una en cada extremo del hilo. Para rematar, cada aguja o ambas juntas, se regresan hacia atrás por una o dos de las lazadas anteriores; el sobrante del hilo se jala con fuerza y se corta al ras de la piel.

Además, también se pueden juntar dos piezas de cuero mediante un trenzado. En éste se usan tiras de cuero, tanto redondas como planas, en lugar de hilo.

La tira redonda se atornilla en una aguja de cobre para trenzado y la plana se fija mediante picos en el extremo en forma de pinza de una aguja especial para trenzado con tiras.

El trenzado se empieza y se termina ocultando las puntas debajo de muchas lazadas.