Cómo crece y se desarrolla un niño (de uno a dos meses de edad)?

Crecimiento y desarrollo de un bebé, niño, etapas de crecimiento y desarrollo de bebés, niños, desarrollo mensual de un niño, bebé, desarrollo  y crecimiento durante el primer al segundo mes de edad, Growth and development of a baby, boy, stages of growth and development of babies, children, monthly development of a boy, baby, development of motor capacities, development and growth during the seventh the eighth month of age

¿Cómo crece y se desarrolla un niño (de uno a dos meses de edad)?

Cada niño es un ser individual. Crece y se desarrolla de una manera determinada. Dos niños en la misma familia pueden desarrollarse de forma diferente. Uno de ellos puede estar a los nueve meses y el otro quizá dará el primer paso el día en que cumpla un año.

Generalmente el crecimiento y desarrollo de un niño puede preverse.
  • 1 a 2 meses
Como regla general el recién nacido pesa 3.5 a 4 kg y mide 50 cm. El desarrollo de un niño, por extraño que
parezca, empieza con una pérdida de peso. Durante los tres o cuatro primeros días puede perder el 10% de su peso. Esto se debe a que emite más líquido del que toma en los alimentos.

No es preocupante dado que debe recuperar su peso inicial hasta el final de la segunda semana. Durante las primeras semanas de su vida el niño no hace más que comer, dormir y llorar cuando se encuentra hambriento, húmedo o incómodo.

Cuando duerme su respiración es muy irregular, a veces rápida y ruidosa, y en otras ocasiones sosegada. El recién nacido respira por la nariz y le es casi imposible hacerlo por la boca.

Por lo regular el recién nacido mantiene las manos contraidas y cerca de la cara. Al ser levantado estira manos y piernas y efectúa movimientos espasmódicos.

Durante el primer mes, el recién nacido no sostiene la cabeza. Al levantarlo conviene colocarle una mano en la nuca para sujetársela. Al terminar el segundo mes la cabeza aún oscila cuando se le mantiene en posición vertical pero ya empieza a mantenerse erguida.

Durante el segundo mes controla mejor sus movimientos. Apoyado sobre una superficie plana levanta la cabeza varios centímetros y la mantiene así durante un período de tiempo cada vez mayor.

Ya durante el primer mes el sonido de un timbre puede llamar su atención. Al cumplir el segundo normalmente deja de llorar cuando la madre se dirige a él, aún cuando esté húmedo, hambriento e incómodo.

A las seis semanas sonríe por primera vez, generalmente como respuesta a unas palabras de la madre.
Más tarde sonríe al escuchar voces agradables y ver caras familiares.


ALGUNAS ENTRADAS RELACIONADAS:

Comentarios