Cómo elaborar una carta de condolencia?

Cartas, cartas condolencia, que papel utilizar para una carta de condolencia, que decir en una carta de condolencia, a quién dirigirse en una carta de condolencia.

Cómo elaborar una carta de condolencia?

Una carta de condolencia es una manera de expresar apoyo moral y solidaridad a los deudos, ante la pena que representa la pérdida de un ser querido.

La carta de condolencia es tan personal que siempre se tienen que elaborar a mano, nunca a máquina, después de escribir la fecha, el nombre del deudo y su dirección, por lo general, se comienza por una fórmula como Estimado perengano; Querido Sr ó Sra; Mis muy queridos señores de Tal (en caso de ser pareja).

Luego puede comenzar en la línea siguiente a desarrollar el texto de la misiva, es importante utilizar el papel indicado, de color marfil o gris perla.

Pero hay personas conservadoras que emplean papel blanco con orla negra, tanto para dar el pésame como para agradecer las condolencias recibidas.

Por lo que no es conveniente utilizar tarjetas impresas de colores, con flores o dibujos caprichosos, si usted tiene papel con su nombre grabado, puede utilizarlo, con tal de que sea discreto.

Además también puede enviar un telegrama, donde exprese sus palabras de condolencia.

No es sencillo redactar una carta de condolencia, sin embargo, lo que exprese no será suficiente, si el doliente es un amigo, se le podrá relatar algún recuerdo agradable de la persona muerta, si es que la conocimos.

Cuando es una persona desaparecida que no conocemos, lo mejor sería confortar a nuestro amigo y mencionarle que nos duele su pena y lo acompañamos en esos momentos, siempre y cuando nuestros sentimientos sean sinceros.




Cualquier circunstancia que fuera, debemos ponernos a las órdenes de los dolientes y ofrecerles ayuda o consejo. Luego recordemos que la pena continúa viva por mucho tiempo.

No es suficiente escribir, se debe de llamar por teléfono y, al término de uno o dos meses, invitar a la persona a un lugar tranquilo y discreto, en el que puedan distraerse de su pena.

Quien ha sufrido una pérdida, necesita siempre del apoyo y afecto de sus amistades, si muere un amigo, hay que mencionar a su pariente más cercano; en caso de no conocer a la persona.

Deberá decirle quien es un pequeño ejemplo (compañero de estudio o de trabajo), y mencionarle lo mucho que significa para usted la amistad del finado.

Puede decir algunas anécdotas en las que sobresalga su amigo, esos recuerdos consolarán y alentarán a la familia, así como su ofrecimiento de ayuda y apoyo.



Comentarios