Cómo hacer cortinas?

Cortinas, adornos para ventanas, calcular tela para cortinas, unión de lienzos, dobladillos laterales, terminación de los cabezales de los visillos, terminar los cabezales de las cortinas, dobladillos inferiores.


Cómo hacer cortinas?

Los visillos dejan pasar la luz pero no las miradas, además las cortinas oscurecen la habitación y aíslan del frío, las telas delgadas y ligeras son las más indicadas para los visillos, que comúnmente van fruncidos y llevan una jareta por donde pasa la barra del cortinero; pueden llevar olanes a los lados y abajo.

Algunas cortinas se hacen de tela gruesa y otras veces van forradas; se cuelgan con ganchos y en el cabezal deben llevar una tira de entretela o una cinta de plagado especial, donde se meten los ganchos.

Para calcular la tela que se requiere, sólo instale el cortinero y después mida desde éste hasta la altura deseada (antepecho, marco de la ventana o suelo; en este último caso reste 2 cm para que las cortinas tengan libre movimiento).

Agregue de 5 a 10 cm para el dobladillo de los visillos, y 4 cm para el de las cortinas. Si los visillos llevan
jareta, agregue la medida del diámetro de la barra más 1 ó 2 cm para la holgura.

Si quiere poner copete a los visillos no se le olvide agregar dos veces la altura del copete. Para calcular el ancho mida el largo del cortinero y multiplique por 2 esa medida.

Para el fruncido (en caso de que la tela sea muy delgada) multiplique por 3. Para las costuras laterales agregue 4 cm a la anchura de los visillos y 7 cm a la de las cortinas.

Si tiene que agregar lienzos (anchos de tela), cuente 3 cm más para la costura de cada uno. También divida el ancho así obtenido entre el ancho de la tela para determinar el número de lienzos que usted requiera.

Debe multiplicar el largo de cortina por el número de lienzos, así obtendrá el número de metros de tela que tendrá que comprar. Si necesita casar motivos, se requiere un poco más de tela.

Para unir los lienzos; para que no quede fruncida, cote el orillo de la tela, ya sea rasgándolo o sacando un hilo y cortando por esa línea.

Debe poner los lienzos, derecho contra derecho, de tal forma que el inferior sobresalga 1 cm, un poco más se la tela es gruesa. Tiene que doblar el borde que sobresale sobre el otro y planche. (Para que la tela no se deslice durante la labor, ponga el burro de planchar al lado de una mesa grande).

Nuevamente doble y planche las dos capas de de tela; préndalas y haga un pespunte cerca del borde.

Para los dobladillos laterales. Los vistillos y cortinas que no vayan forrados, doble y planche hacia el revés la pestaña del dobladillo lateral, y de nuevo doble y planche para marcarlo.

Cósalo con pespunte o con puntada de dobladillo invisible. Para formar cortinas, corte el forro 10 cm más angosto y de 5 a 10 cm más corto que las cortinas.

También haga el dobladillo inferior del forro de 2.5 cm, después cosa el forro a la cortina; disponga las dos telas derecho contra derecho y cósalas con pespunte en cada lado; deténgase 5 cm antes de llegar al dobladillo del forro.

Luego planche las costuras hacia el forro. Voltee todo al derecho, centre el forro sobre la cortina y planche. En caso de no usar cinta especial de plegado en el cabezal, haga una costura a 1.5 cm del borde superior.

Para terminar los cabezales de los vistillos; haga una jareta sencilla, doble hacia el revés y planche una pestaña de 1.5 cm, nuevamente doble para formar la jareta, que tendrá el mismo diámetro de la barra del cortinero, más la holgura; planche y haga un pespunte a 3 mm del borde.

En caso de que la jareta lleve copete, calcule su alto como en la jareta sencilla y agregue dos veces el alto final copete. Haga un pespunte a 3 mm del borde para fijarlo y luego otro, más arriba, del ancho de la jareta, para separar ésta del copete.

Para terminar los cabezales de las cortinas; fije la cinta del plegado, comience por doblar 1.25 cm hacia adentro los extremos de la cinta.

También sobreponga 1.25 cm, un borde de la cinta por el derecho de la tela, en el borde superior de la cortina. Prenda y cosa por la línea guía de la cinta.

Voltee la cinta hacia el revés de la tela de manera que no se vea por el derecho, prenda y cosa a 6 mm del borde inferior de la cinta, inserte uno de los dientes del gancho en cada bolsita de la cinta, con lo que se formarán 3 pliegues.

Sáltese de 2 a 4 bolsitas y repita la operación. Planche con los dedos los pliegues formados. En caso de no utilizar cinta de plegado en las cortinas forradas pero sí va colocarles cabezal, puede hacer los pliegues poniendo una tira de entretela (las consigue ya hechas) de igual forma que se indicó para la cinta de plegado.

Marque el traslape y los costados. Espacie los pliegues dejando de 12 a 15 cm para cada uno y 10 cm entre uno y otro. Forme cada pliegue juntando sus dos extremos y cosiendo con un pespunte de arriba hacia abajo del cabezal.

También con este pliegue forme 3 plieguecitos iguales; plánchelos y cósalos a mano o a máquina por la parte baja del cabezal.

Para dobladillos inferiores; aunque las cortinas corredizas caen mejor si se ponen plomos en los dobladillos inferiores. Doble o hilvane el dobladillo inferior y fije los plomos donde sea necesario. Puede colgar las cortinas por varios días y rectifique si es necesario.

Para hacer un dobladillo sencillo, doble y planche una pestaña de 1.25 cm hacia el revés, después nuevamente doble y planche el dobladillo, doblando las esquinas en diagonal. Cósalo a mano o a máquina.

Para el dobladillo doble, más apropiado para las telas ligeras, doble hacia el revés primero 5 cm y después otros 5 cm. Planche y cosa.

En las cortinas forradas cosa con surjete los 5 cm de forro que quedaron libres. Haga una presilla de sujeción entre el dobladillo de la cortina y el del forro. Fije los plomos.