Cómo hacer un jardín?

Cómo hacer un jardín en una botella, frasco o pecera, elaborar un jardín, crear un jardín, terrario, proveedores de Ficus pumilla, helechos, culantrillo, peperomias, marantas

Un terrario bien elaborado, donde el aire y agua son constantemente reutilizados, constituye un ecosistema cerrado que puede mantener durante meses sin ningún cuidado.

Para hacerlo puede utilizar un recipiente un frasco de boticario, uno para mermelada, una garrafa, una copa para coñac, un botellón de agua, una pecera con agua o cualquier otro frasco en cuya boca se pueda fijar una tapa. De tener el cuello angosto, el recipiente, deberá comprar tenazas y herramientas con mangos largos especiales para terrarios, o haga su propia herramienta a varillas algunos pequeños utensilios.

Deberá lavar y esterilizar el recipiente, y después, usando un embudo si fuera necesario, deberá formar una primera capa de 2 a 5 cm de piedritas de varios tipos, revueltas con
trocitos de carbón vegetal, que cubrirá con otra capa de tierra para macetas esterilizada, apenas lo suficientemente profunda para poder anclar en ella las raíces de las plantas (de entre 2.5 y 7.5 cm de espesor).

Elija plantas pequeñas, de crecimiento lento y con necesidades imilares. Ensaye su distribución antes de plantarlas. Para cubrir la tierra siembre musgo o rastreras pequeñas, como Ficus pumilla, o bien helechos diminutos, como el culantrillo; para plantas de aspecto arbustivo elija peperomias y marantas; en cuanto a las más altas, son perfectas las dracenas doradas, que parecen pequeñas palmas, y otras especies erguidas. Déle un toque especial al conjunto con esparragueras.

Para plantar deberá hacer un pequeño agujero, posteriormente saque la planta de su maceta, quítele el exceso de tierra a las raíces, coloque y extienda éstas con cuidado en el agujero y cúbralas con una capa delgada de tierra. Humedezca ligeramente con un rociador.

Una vez terminado el terrario colóquelo en un lugar luminoso, pero no soleado, y déjelo descubierto todo un día; después cúbralo. De vez en cuando se condensarán en la tapa o en las paredes del terrario muchas gotitas de agua, que caerán sobre las plantas como si fuera lluvia.

Para ajustar la humedad del terrario, destápelo o añádale un poquito de agua.

Comentarios