Cómo instalar y limpiar un detector de humo?

Cómo instalar y limpiar un detector de humo, Detectores de humo, proteger la casa contra incendios, prevenir incendios.


Si quiere instalar detectores de humo en su casa, puede llevarlo a cabo en los corredores que conduzcan a las recámaras y en los rellanos de escaleras que tengan salida a otras habitaciones.

Trate de no instalarlos donde haya corrientes de aire (producidos por ventanas, ventiladores o radiadores) y
también en los rincones donde éste no circule en absoluto, tal como en los extremos de los corredores.

En caso de que la instalación se lleve a cabo en el techo, tienen que quedar a una distancia mínima de 50 cm de la pared más cercana y, en caso de colocarlos en la pared, es conveniente que estén a una distancia de 40 a 75 cm del techo.

Hay dos tipos de detectores de humo:

Uno.- los de ionizaciones estas contienen una cantidad pequeña de material radiactivo blindado que descompone las moléculas del aire en iones por los que fluye una débil corriente eléctrica; además, también cuando el humo rompe la corriente, se dispara una alarma.

Dos.- los detectores fotoeléctricos funcionan con un rayito de luz que incide sobre una celda fotosensible; cuando el humo interfiere el paso de la luz, suena la alarma. El foco que emite el rayo dura 3 años aproximadamente, después de ese lapso debe cambiarse.

El detector de ionización responde al instante al humo de los incendios de propagación rápida; mientras que el fotoeléctrico, es más adecuado para los humos espesos de una combustión lenta, y a su vez resulta menos propenso a falsas alarmas causadas por humo de cigarro o por las emanaciones inofensivas de la cocina.

Sin embargo, entre los detectores de los dos tipos existen los que funcionan con pilas así como los que necesitan conectarse a la corriente doméstica.

Los primeros deben tener un dispositivo que indique oportunamente la descarga de las pilas (por lo general con un zumbido intermitente); si escoge de estos, reemplace las pilas cada año o siguiendo las instrucciones del fabricante.

Si instala detectores que funcionen con corriente doméstica, puede enchufarlos en un contacto o conectarlos directamente a un circuito si los enchufa, asegúrese de que el contacto no pueda desconectarse con un interruptor.

De preferencia que los detectores cuenten con pilas de refuerzo por si falla la corriente, pruebe los detectores cada 30 días y límpielos cada año para retirar el polvo, la grasa y otros residuos que puedan alterar su funcionamiento.