Cómo jugar dominó?

Cómo jugar dominó, dominó, juego básico, juegos, juego dominó, jugar dominó.


Hay diferentes formas de jugar el dominó, la mayoría son variantes del juego básico. El dominó se juega con 28 fichas rectangulares, que pueden ser de diferente tipo de material.

La cara de cada ficha está dividida en dos secciones, cada una marcada con puntos (de 1 a 6), como los dados, y algunas secciones están en blanco.

De tal manera el número señala el valor de la ficha y las secciones en blanco equivales a cero. Hay siete fichas que señalan el mismo valor en las dos secciones (del 0 al 6); a éstas se les llama “mulas”.

Las fichas se ponen con los puntos hacia abajo encima de la mesa y se revuelven muy bien (los jugadores
llaman a esto “hacer sopa”, y, salvo al comienzo del juego, la sopa la hace el que perdió la mano anterior).

Cada jugador toma 7 fichas del montón y las pone de canto, de forma que el adversario no pueda ver los puntos. En la primera mano sale el jugador que tenga la mula más alta (en las subyacentes sale el que haya ganado la mano anterior con la ficha que le convenga.

Entonces la coloca encima de la mesa con los puntos hacia arriba y el contrincante debe poner junto a ella una ficha que tenga igual número en alguna de sus secciones. Si el primer jugador sacó la mula de seises, el otro debe que plantar una ficha que tenga un seis.

Las mulas se colocan atravesadas y las demás se acomodan extremo contra extremo, salvo cuando ya no hay espacio en la mesa, algunas veces la ficha siguiente se pone en ángulo recto.

Si la persona siguiente no tiene ninguna ficha para jugar por ninguno de los extremos del tendido, debe “robar” de las que están en la sopa, una por una, hasta que le salga una que pueda tirar; también cuando ya no hay fichas en la sopa, el jugador dice “paso” y se quedan con todas las fichas que robó.

El ganador es el primero que se deshaga de todas sus fichas. Los puntos que se le hayan quedado en la mano a su contrincante se anotan a su favor.

También se puede topar un límite de 100 puntos.

La persona que tiene menos fichas que su oponente es la que tiene posibilidades de “irse” que el otro. Con un poco de práctica, los jugadores pueden aprender a planear su juego y a deducir el del oponente con objeto de obstaculizarlo.

Partiendo de que únicamente hay 7 fichas de cada número, un jugador puede, por ejemplo, fijarse que en el tendido hay cuatro cincos; si él tiene dos cincos y ya no hay fichas en la sopa, entonces el que falta lo tiene el oponente y quizás ésa sea su ficha clave para irse.

O bien, si el cinco que falta es la mula, por ejemplo, puede intentar “ahorcarla”, esto es, no darle oportunidad al oponente de que la baje, para que al final de la mano se quede con ella.

Además de que tener una mula ahorcada le impedirá irse, el que gane se anotará los puntos que ésta sume.

El dominó se juega también “de parejas”, con dos equipos de dos jugadores cada uno. En este caso hay que observar el juego del compañero para poder hacer jugadas que convengan al equipo y evitar la jugada individual.

Comentarios