Cómo cuidar un jardín de helechos?

Cómo cuidar un jardín de helechos, Plantas, tener un jardín de helechos, elegir helecho resistente, plantar helechos, cuidar helechos, tipos de helecho.


Hay variedad de helechos desde muy pequeños hasta los más grandes helechos arbóreos de las zonas tropicales húmedas, que en ocasiones alcanzan muchos metros de altura.

Algunos helechos se adaptan al clima que sea, en especial en rincones con sombra del jardín, pero otros no sobreviven fuera de su ambiente natural y otros más están en peligro de extinción.

No cultive helechos silvestres en casa, sólo si tiene experiencia y sepa perfectamente qué especies no están en peligro de extinción y son fáciles de aclimatar.

Si desea cultivar alguna especie de helecho, pida asesoría en los viveros o invernaderos comerciales, ahí le informarán cuales son los que crecen mejor en su localidad y en las condiciones particulares de su jardín.

La acidez de la tierra es uno de los factores que más deben tomarse en cuenta, los helechos que crecen bien
en suelos alcalinos pero en suelos ligeramente ácidos mueren muy rápido, y a la inversa.

Pero cuando el helecho logra aclimatarse, normalmente vive mucho tiempo sin necesitar mucha atención ni cuidados.

Para hacer un jardín de helechos:

Debe plantar en el centro del terreno los helechos de mayor talla, como Athirium, Blechnum, el helecho real (Osmunda) y Polystichum.

Póngales alrededor los medianos, así como el culantrillo grande y los helechos macho; para acabar, plante en las orillas los helechos más pequeños, como los polipodios y el culantrillo de pozo o miniatura.

Si pone entre los helechos algunos bulbosos flores anuales, en primavera formarán un conjunto alegre y vistoso.

Para plantarlos y cuidarlos:

Hay helechos que necesitan tierra floja y rica en materia orgánica; y un buen drenaje. Antes de plantarlos, remueva la tierra hasta una profundidad de 30 cm y agréguele a los 7 cm superficiales tierra de hoja o composta; después espolvoree harina de hueso.

Entonces, plante cada helecho de manera que la mata se abra perfectamente al nivel del suelo, presione la tierra firmemente alrededor de ella y riéguela con abundancia. Así el suelo retendrá la humedad y no germinarán las malas hierbas, coloque sobre la tierra una capa uniforme de tierra de hoja.

Al comenzar el otoño nuevamente coloque una capa de tierra de hoja alrededor de los helechos y deje que los frondes se marchiten en su lugar.

En primavera, corte los frondes marchitos y recoja toda la hojarasca y las ramitas que no se puedan desmenuzar manualmente; no utilice rastrillos ni bieldos porque las raíces de los helechos son muy delicadas y pueden dañarse.

Quite la hierba del terreno y coloque una nueva capa de tierra de hoja. Cuando alimente a los helechos hágalo con algún abono rico en nitrógeno, diluido a la mitad de su concentración normal.

Riegue con abundancia la tierra de los helechos cada tercer día para mantener el suelo húmedo. Excepto en la temporada de lluvias.

Comentarios