Cómo elegir plantas para jardín de rocas?

Cómo elegir plantas para jardín de rocas, Jardines de rocas, escoger plantas para jardín. Plantas pequeñas para jardín, plantas de poca altura.


Lo más conveniente para los jardines de rocas es que tengan una inclinación de 30 cm por cada 1.20 ó 1.50 m de largo del terreno.

También que estén cerca de un afloramiento rocoso de manera que tengan un aspecto natural. Quite la tierra y las plantas que cubran la pendiente.

Pero, si no tiene un buen drenaje: cave una serie de canales regularmente paralelos siguiendo la pendiente, de unos 45 cm de profundidad y separados 1.5 m entre sí.

Luego rellene hasta la mitad con piedras y cascajo, luego cubra esta capa con otra de grava de 6 cm de espesor y termine nivelándolos con el terreno con una mezcla de tierra lama y pequeñas piedras.

Emplee esta misma mezcla como suelo del jardín de rocas. Si desea puede seleccionar las rocas de
diferentes tamaños y formas, desde la más pequeña hasta la más grande. Evite los contrastes entre colores y texturas, ya que debe parecer que las rocas pertenecen a un mismo afloramiento.

Comience por poner una roca grande en el centro de la parte más baja de la pendiente para que marque la esquina a partir de la cual y hacia los lados deberá ir poniendo otras piedras cada vez más pequeñas. Hasta formar una especie de L que constituirá el muro de retén de una terraza.

Antes de hundirlas unos centímetros en la tierra para fijarlas, estudie las caras de las piedras de manera que al ponerlas queden a la vista los lados más atractivos.

De igual forma que construyó este muro de retén, construya luego los que considere necesarios a lo largo de la pendiente.

Ya que queden terminados estos muros, rellene el espacio que quedó entre las piedras al igual que las terrazas que definen los muros con la mezcla de la tierra lama y piedrecillas.

Luego, apriete la tierra y tape con ella las piedras más pequeñas de los extremos de los muros. Deje que la tierra se asiente durante una semana y luego añada más tierra si lo considera necesario.

Siempre cubra la tierra con una ligera capa de piedrecillas que no sean calizas, que con facilidad los conseguirá en los viveros y tiendas de jardinería.

Para escoger las plantas; las mejores son las coníferas enanas, las plantas que no son muy altas, porte compacto y flores abundantes, al igual que las plantas de bulbo.

Todas ellas tienen que estar perfectamente aclimatadas al lugar. Si usted vive en un lugar semidesértico, adquiera unos cactos pequeños y plantas crasas.

En lugares húmedos, lo más recomendable sería adquirir helechos y begonias. Además, lo mejor es seguir el consejo de un buen jardinero.

En la parte baja del jardín plante enebros enanos y arbustos de poca talla; en los huecos entre las piedras prosperan las siemprevivas y la genciana; también si llega a plantar tomillo en las orillas de las terrazas, formará una cortina colgante.

Deshierbe el jardín frecuentemente y de igual forma riegue todas las plantas hasta que hayan arraigado bien, y más adelante únicamente será en ocasiones.

Comentarios