Cómo germinar?

Cómo germinar, Germinados, cosechar en un frascos, ensalada de terminado de alfalfa, cocina, receta con alfalfa.


Cualquier semilla seca en condiciones de germinar constituye un pequeño y rico depósito de nutrientes, salvo las semillas de jitomate y de papa porque son venenosas, de igual forma las que se hayan tratado con fungicidas.

Los germinados en casa no es costoso, pero si nutritivo y fácil de hacer. En promedio, ¼ de taza de chícharos secos o de frijoles rinde al menos 1 taza de germinado.

Para conservarlo se debe guardar en el refrigerador dentro de un recipiente hermético o una bolsa de plástico perfectamente cerrada. Lo mejor es consumirlo en un término de 2 ó 3 días para aprovechar al máximo su valor nutritivo y sabor.

Para hacer un germinado casero no se requiere ningún utensilio especial.

Algunos, como el de alfalfa, pueden consumirse cuando la plántula y la semilla estén de igual tamaño, otra
puede ser dejar que crezcan un poco más; como usted lo prefiera.

Un frasco o una charola le pueden ser útiles para hacer un germinado. Sin embargo, debe tomar en cuenta que es cuatro veces más grande que el montoncito de semillas que va a poner a germinar.

El método del frasco; este método conviene para frijoles del tamaño del frijol soya. (Para las semillas pequeñas use una charola).

Debe medir ¼ de taza de semillas, deseche las quebradas o decoloradas y enjuáguelas en un colador bajo el chorro del agua fría.

Entonces, coloque las semillas en un frasco limpio, tápelo con manta de cielo y fije ésta con una liga alrededor del cuello del frasco.

Luego agregue una taza de agua tibia (o cuatro veces el volumen de las semillas) y déjelas remojar unas ocho horas o toda la noche.

No meta el frasco al refrigerador; déjelo en posición vertical. Pasando el tiempo señalado escurra el agua sin retirar la tela.

Debe colocar el frasco de cabeza e inclinado en un colador grande hasta que escurra por completo el agua. Agite el fresco para que las semillas se distribuyan uniformemente en el interior.

Guarde el frasco en un lugar oscuro, puede ser una alacena, un closet o un lugar parecido.

Debe enjuagar las semillas 2 veces al día –mañana y tarde- al chorro de agua fría para que se laven muy bien (no retire la tela del frasco).

De igual forma debe escurrir el frasco. Retire la tela y deseche las semillas enmohecidas. (Los garbanzos y los frijoles de soya se deben enjuagar cuatro veces al día).

Cuando el germinado haya alcanzado en tamaño deseado, vierta a un tazón y cúbralo con agua, mueva con mucho cuidado el germinado y tire un poco de agua para eliminar las cascarillas sueltas.

Nuevamente enjuague y escurra en un colador grande. Guarde el germinado en el refrigerador. Ya está listo para consumirse.

El método de la charola; mida la cantidad de semillas que quiera germinar, deseche las defectuosas y enjuáguelas en un colador bajo el chorro del agua fría.

Coloque las semillas en un frasco limpio cubierto con manta de cielo; agregue agua tibia en la proporción de cuatro veces el volumen de las semillas y déjelas reposar ocho horas.

Forre una charola de 3 ó 4 cm de profundidad con manta de cielo mojada y distribuya encima de ella las semillas. Cubra esta con una capa de manta de cielo.

Cuando note que a las semillas pierden humedad, salpique con agua la capa superior de manta de cielo. El germinado puede exponerse a la luz un día antes de consumirlo para que se ponga verde.

Ensalada de germinado de alfalfa:

Remoje una taza de germinado en ½ litro de agua con sal por ½ hora; deje escurrir en un colador y sacúdale el exceso de agua.

Pique finamente un pedazo pequeño de jengibre. En una cacerola, caliente un poco de aceite y vierta allí el jengibre; apague el fuego inmediatamente y añada tres cucharadas de cilantro picado.

Mezcle ½ taza de salsa de soya con el jugo de una naranja y el de un limón. Agregue el jengibre con el cilantro y sal al gusto.

Coloque el germinado en un tazón y báñelo con la mezcla anterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada