Cómo hablar en público?

Cómo hablar en público, Hablar en público, pronunciar bien un discurso, prepararse para hablar en público.


Cuando se disponga a preparar un discurso, o a dar una charla informal, considere la composición del grupo de personas al que se dirigirá.

Muestre el interés que el grupo pueda tener en el tema que va a tratar, y qué tanto saben ya de éste, sin embargo debe tener en cuenta el tipo de relación que pueda haber entre usted y su auditorio en lo que prepara la exposición.

Para que el público muestre interés, resúmalo en tres o cuatro puntos clave; si lo hace más largo, éste perderá fuerza y se diluirá.

También cada idea tiene que ser resumida en una oración clara y precisa que después podrá completar y
explicar hasta redondearla.

Mencione datos y estadísticas sobresalientes relacionados con el tema, así como ejemplos y anécdotas de la vida real que ayuden a producir un efecto en su auditorio.

Repase la conveniencia de apoyarse en material audiovisual para resaltar determinados puntos.

Escriba el discurso en palabras y frases breves y claras; no abuse de los términos profesionales y técnicos, sobre todo si el público no pertenece a su especialidad.

Anote los puntos de más importancia sobre el tema de su discurso en tarjetas pequeñas, ensaye el discurso, pronúncielo en voz alta y mida el tiempo que tarda en decirlo todo a fin de ajustarlo al periodo que se le concedió.

Practique enfrente de alguien en cuya opinión tenga confianza tenga confianza; pídale que exprese sinceramente su opinión.

También, puede practicar con el equipo audiovisual que se propone utiliza. Es bueno conocer el lugar donde dará a conocer su discurso. Así como capacidad, acústica, equipo técnico.

Si la prensa va a mencionar su exposición, prepare una síntesis que describa perfectamente el contenido y el enfoque de ésta y distribúyala entre los periodistas.

Debe hablar despacio y en voz alta. Párese cómodamente, con los pies ligeramente separados. El entusiasmo e interés que le inspire el tema se reflejarán en su entonación y contribuirán a captar la atención del auditorio.

Debe mirar siempre de frente a alguien del público y trate de no leer el discurso; mejor apóyese en las tarjetas en que anotó los puntos de mayor importancia o en un esquema gráfico.

Procure relajarse, no deje que el miedo lo domine: es normal que se sienta nervioso; esto la ocurre hasta a los actores y oradores más experimentados.

Manténgase en buena condición física el día de la presentación. Duerma bien, aliméntese adecuadamente. El ejercicio con moderación y un poco de meditación le ayudarán a estar calmado y en forma para pronunciar el discurso.

Comentarios