Cómo jugar gin rummy?

Cómo jugar gin rummy, Cartas, póquer, jugar gin rummy, jugar distintas combinaciones con las cartas, variante del rummy.


Con un mazo de cartas y dos personas se puede jugar este juego, consiste en formar combinaciones, tercia, póquer o corrida del mismo palo al menos tres cartas.

El as es la carta menor y vale un punto; del dos al nueve conservan su valor. El rey y la reina, el jack y el diez; son las más altas, aunque para efectos de la puntuación vale 10 puntos.

Los dos jugadores toman una carta al azar, y el que saque la menor debe repartir. Distribuye 11 cartas a su adversario, y 10 para sí mismo vaya alternando y de una en una.

El sobrante de cartas forma el monte, que se pone en el centro de la mesa. En adelante reparte quien gane cada mano.

Entonces, el juego lo abre el que no da, y este mismo jugador, después de hacer en su mano todas las
combinaciones posibles, tira abierta la carta que menos le sirve; debe quedarse con 10 en la mano.

El otro jugador toma esta carta, si le interesa, para hacer sus combinaciones; si no la toma, roba una del monte (únicamente se puede tomar la de arriba).

Luego tiene 11 cartas, y debe descartar una como lo hizo el primer jugador, así continúa por turnos el juego. Si un jugador logra combinar sus 10 cartas y paga la undécima, dice “gin” y las muestra. Luego se anotan 20 puntos buenos.

Pero si consigue combinar todas sin necesidad de paga, dice “supergin” y gana 50 puntos, además de lo que sumen las cartas sueltas del adversario. Así como las que éste no haya podido acomodar en su mano.

También se puede ganar sin hacer gin. Si un jugador ha formado en su juego muchas combinaciones y los puntos de las cartas sueltas (menos la undécima, que tiene derecho a tirar) suman 10 o menos, puede decir “me voy”, a la vez que toca en la mesa con los nudillos.

Después los dos jugadores descubren sus juegos; el que no se fue tiene derecho a poner las cartas que combinen en el juego del que se fue.

Es decir, si éste tiene entre sus combinaciones tres reyes, el otro jugador puede colocar el cuarto rey. Luego de hacer estos añadidos, se ve el total de los puntos de las cartas sueltas que le han quedado a cada jugador, y la diferencia entre los dos totales se cuenta a favor del que ha hecho menos puntos con las cartas sueltas.

Si el que tocó quedó con más puntos, se le castiga quitándole 10 de su total. El ganador es el primero que haga de 100 a 150 puntos.

Comentarios