Cómo mantener en buen estado una lámpara de gasolina?

Cómo mantener en buen estado una lámpara de gasolina, Lámpara de gasolina, mantenimiento de lámparas de gasolina, reparación de lámparas de gasolina.

Tome sus precauciones antes de hacer cualquier reparación apague la lámpara y déjela enfriar. Nunca trabaje cerca de donde haya chispas, calor intenso ni fuego, incluso pilotos de gas.

Las lámparas de gasolina deben cargarse sólo con combustible especial (gasolina blanca o gasolvente). 

Nunca con gasolina para automóviles; ya que haya llenado su lámpara límpiela bien para quitarle el combustible que se hubiera derramado.

Cuando la lámpara esté encendida, haga girar con frecuencia la palanca de la aguja limpiadora para quitar las obstrucciones de hollín que formen en el generador.

Debe lubricar la bomba de inyección de aire regularmente introduciendo unas gotas de aceite delgado por el
orificio de lubricación.

Cuando encienda la lámpara y a ésta le falla la llama, es necesario que aumente la presión del depósito; únicamente de vuelta a la perilla de la bomba hasta que el émbolo se libere, ponga el pulgar encima del orificio de la perilla y bombee muchas veces.

Si al hacerlo observa que tiene poca resistencia, deberá poner aceite al empaque de cuero que se localiza en el extremo del émbolo. Para sacar éste quite primero la grapa que lo sujeta. Si el empaque tiene grietas, reemplace.

Si la llama parpadea, es tenue o continúa encendida un minuto o más después de apagar la lámpara, debe reemplace el generador. Siempre lleve uno de repuesto.

Antes de instalarlo debe cerrar la válvula de control y liberar la presión del depósito quitando los tornillos con mucho cuidado del tapón de llenado; al hacerlo obstruya el orificio con un paño para que no se derrame combustible.

Después  desenrosque la tuerca de la campana y saque ésta y la  bombilla; coloque entonces la palanca de la aguja limpiadora hacia arriba y quite los tornillos de la tuerca del generador; al sacar la aguja saldrá el generador.

Inserte la aguja en un generador nuevo, coloque la palanca hacia abajo y apriete  la tuerca del generador; después arme la lámpara. Ponga a funcionar y cerciórese de que no tenga fugas.

Si uno de los capuchones esta en mal estado, cambie los dos (siempre lleve capuchones de repuesto). 

Únicamente retire con un cepillo los restos de los capuchones viejos; después amarre los nuevos, distribuya uniformemente los pliegues y recorte el hilo excedente.

Después encienda los capuchones y déjelos arder hasta que obtengan un color cenizo. 

Comentarios