Cómo preparar huevos de diferente manera?

Cómo preparar huevos de diferente manera, Cocina, huevos, conservar huevos, cocinar huevos, huevos poché, huevos escalfados, huevos duros, huevos cocidos, huevos pasados por agua, huevos tibios.


Los huevos se descomponen y pierden muy rápido sus propiedades alimenticias, cuando no se guardan en un lugar fresco, de preferencia en el refrigerador.

Procure taparlos, porque absorben con facilidad los olores y pierden humedad. Si los guarda en el compartimento especial del refrigerador, diseñado para su mejor conservación, póngalos con la parte más estrecha hacia abajo para mantener la yema en el centro.

Guarde las yemas que no vaya a usar en un frasco limpio, cúbralas con un poco de agua fría y tape el frasco. Las claras excedentes deben guardarse de la misma manera. No guarde ni unas ni otras más de dos o tres días.

Evite consumir los que tengan resquebrajaduras porque pueden estar contaminados por bacterias.

*Huevos pasados por agua; en una cacerola pequeña con agua fría ponga a hervir los huevos a fuego lento y
destapados.

Si los quiere muy tiernos, con las claras cremosas (casi crudas), sáquelos cuando el gua comience a hervir a borbotones.

Si los prefiere un poco más cocidos, aparte la cacerola del fuego cuando el agua suelte el hervor. Tápela y deje los huevos dentro, unos 4 minutos.

*Huevos duros; un huevo está duro o cocido cuando la temperatura del centro de la yema es la misma que la del agua que rodea el cascarón.

Si se cuece más de lo debido, entre la clara y la yema se formará una película gris verdosa causada por la combinación del sulfuro de la clara con el hierro de la yema. Esto es inocuo, pero no es agradable a la vista.

Ponga los huevos en un recipiente con bastante agua para cubrirlos; coloque éste al fuego y cuando el agua suelte el hervor, baje la flama todo lo que pueda.

Ya que hayan pasado 20 minutos los huevos estarán cocidos; sáquelos del recipiente y sumérjalos en agua fría para interrumpir su cocimiento.

Ya que estén fríos, golpéelos encima de una superficie dura y retíreles el cascarón; éste se desprende mejor si lo hace bajo el chorro de agua fría.

Los huevos cocidos se conservan una semana en el refrigerador. Para distinguirlos de los crudos, póngales una pequeña marca con plumón.

*Huevos escalfados; la mejor manera de preparación es; llenar casi hasta el borde con agua salada y ½ cucharadita de vinagre una cacerola de unos 5 cm de profundidad.

Ponga a fuego lento hasta que comience a hervir. Parta un huevo en una taza y, acercándola lo más posible al agua, deslícelo suavemente en ella. Tape la cacerola y deje de 3 a 5 minutos. Sáquelo con una espumadera.

Para que los huevos no se peguen a la cacerola, engrásela con mantequilla o margarina, incorpore agua y póngala al fuego hasta que ésta esté a punto de hervir, aunque sin dejar que hierva. Parta el huevo en una taza y acerque ésta al agua para dejarlo caer con suavidad pero; rápidamente.

Debe tapar la cacerola y apagar el fuego, pero no quite el traste de la parrilla. Deje el huevo de 3 a 7 minutos, según el cocido que desea.

Luego sáquelo del agua con una espumadera, séquelo con papel absorbente y sírvalo. La presentación de los huevos escalfados mejorará notablemente si mueve el agua en círculos con palita de madera, ponga el huevo en el centro de la cacerola y siga moviendo el agua a su alrededor.

Esta operación conformará la clara y la hará más compacta, ayudando al mismo tiempo a que la yema quede centrada.

O bien, recorte los bordes de la clara una vez cocido el huevo.

Comentarios