Cómo prevenir daños al instalar fusibles?

Cómo prevenir daños al instalar fusibles, Fusibles, funcionamiento de los fusibles, fusible de tapón, instalación de fusibles, instalaciones eléctricas


En las instalaciones eléctricas que no cuentan con interruptores termomagnéticos, la energía procedente de la central generadora llega a una caja de fusibles, desde donde se distribuye a la casa por circuitos derivados.

Sin embargo cada uno de los circuitos está protegido contra sobrecargas por uno o muchos fusibles, cuyo elemento clave es una tira de metal con bajo punto de fusión; cuando la corriente rebasa la capacidad del circuito, la tira se funde para interrumpir la corriente y para que no haya daños a la instalación.

Algunos fusibles de tapón y de cartucho; en los primeros se puede observar la tira fusible a través de un vidrio, y si éste queda ennegrecido después de una interrupción, seguramente la sobrecarga se deba a un corto circuito.

Los fusibles de cartucho no suelen presentar señal de haberse quemado; para saberlo hay que desarmar y
revisar la tira de fusible.

Además los fusibles de tapón se usan por lo general para proteger circuitos de menos de 30 amperios, en cambio los de cartucho se emplean para circuitos de 30 a más amperios.

Estos últimos están destinados para uso industrial, también hay quien los prefiere para uso doméstico porque pueden renovarse cambiando la tira fusible.

Siempre tenga fusibles de reserva cerca de la caja de fusibles para reemplazar los que se quemen; asegúrese de que sean de las mismas características.

También además de contener los fusibles de cada circuito, la caja de fusibles cuenta con un interruptor general que corta toda la corriente de la instalación.

En algunos casos éstos consiste en un bloque removible.

Tenga cuidado; antes de cambiar un fusible póngase zapatos con suela de hule, cerciorándose de tener las manos y los pies bien secos y, si el suelo está húmedo, súbase sobre una tabla.

Para mayor seguridad desconecte primero el interruptor general. Si se interrumpe la corriente en un circuito, encuentre la causa del problema y corríjalo.

Cuando el fusible quemado es de tapón, sujételo con los bordes y hágalo girar en sentido inverso al de las manecillas del reloj hasta sacarlo.

Reemplace por otro de igual amperaje y restaure la corriente conectando el interruptor general. Para revisar un fusible de cartucho, záfelo de las abrazaderas donde encaja; en caso de que se requiera.

Puede emplear para ello un extractor de fusibles. Desarme el fusible retirándole uno de los casquillos y quitando la tira.

Pero si ésta se ha roto, cámbiela por otra de las mismas características; entonces, arme el fusible y nuevamente encaje en las abrazaderas. Conecte después el interruptor general.

Comentarios