Cómo prevenirse de un incendio?

Cómo prevenirse de un incendio, Sobrevivir a un incendio, incendios, supervivencia incendios, prevención incendios, prevenir un incendio


El riesgo de incendio, al igual que de otros accidentes, disminuye si se toman las medidas de prevención adecuadas. Siempre tenga en buenas condiciones la instalación eléctrica, así como las del gas.

Siempre tenga mucho cuidado con las soluciones y materiales inflamables e informe a toda la familia para que tomen sus precauciones y evitar que se produzca un incendio.

Instale detectores de humo o extinguidores, establezca rutas de evacuación en caso de emergencia, puede ser un punto de reunión, en el exterior, y haga simulacros con frecuencia.

Debe cerciorarse de que las puertas o ventanas por las que pudiera necesitar salir se abran sin dificultad, en caso de haber en la casa niños pequeños, ancianos o alguna persona que no pueda salir por su propio pie. Deles la
seguridad de que cualquier otro miembro de la familia les proporcionará ayuda, aunque se trate de un simulacro.

En caso de incendio, lo primero que se debe de hacer es salir de la casa y llamar a los bomberos; esto último lo puede hacer desde la casa de algún vecino.

Si se trata de un incendio pequeño y usted lo puede controlar, inténtelo, pero si no lo logra, salga de la casa y vaya cerrando todas las puertas por las que pase.

En caso de que tenga que pasar por una zona llena de humo, hágalo a gatas y mantenga la cabeza lo más cerca posible del suelo.

Trate de cubrirse la cara con un trapo húmedo y, si su ropa se incendia, no corra, protéjase con una cobija o con un abrigo y ruede sobre el piso.

Cuando ya esté fuera de la casa, no vuelva a entrar. Antes de salir de una habitación asegúrese de que la puerta no esté caliente; si lo está o si se ve humo detrás de ella, no la abra.

Si no está caliente la puerta, voltee la cara hacia atrás y empújela ligeramente con el pie para abrirla; si se siente más calor o si percibe olor a humo ciérrela puerta y busque otra salida o espere a lado de una ventana hasta que lo rescaten.

Tape la base de la puerta con sábanas o tela no inflamable, abra ligeramente la ventana para que entre aire puro y cuelgue de ella una sábana, ropa o algo que llame la atención de quienes se encarguen del rescate.

Comentarios

Publicar un comentario