Cómo tener agilidad mental?

Cómo tener agilidad mental, Orientación deporte, deportes, agilidad mental, deporte que requiere condición física, juego de orientación, juego de agilidad mental.

El juego de orientación es como buscar un tesoro en el campo; guiándose por un mapa y una brújula; los jugadores tratan de llegar en el menor tiempo posible hasta donde se han puesto ciertas indicaciones, en una zona desconocida para ellos.

La rapidez y la condición física son importantes,, pero la verdadera prueba es encontrar la ruta más corta; en un terreno accidentado, a veces se llega a la zona deseada caminando en un solo sentido o siguiendo una ruta obvia.

Para organizar un encuentro primero hay que elegir un lugar. Pero tendrá que tener muchas características
identificables, naturales o hechas por el hombre, que sirvan de puntos de referencia (llamados controles) y a la vez de guías u obstáculos.

Además en los parques o reservas forestales muchas veces son ideales; cerciórese de no elegir una propiedad privada, tampoco lugares peligrosos y de que el terreno aparezca en algún mapa, de preferencia a escala 1:24 000.

Indique en el mapa una ruta para caminar de 1 ½ a 2 km con cinco controles. Lo mejor es que la ruta tenga diferentes tipos de terreno como –bosques, colinas, planicies, pantanos, ríos. Y tramos de distancias altitudes (de 90 a 450 m) entre los controles.

Elija controles que permitan seguir rutas alternativas (rutas cortas pero difíciles, también, largas pero fáciles).

Debe ir a la zona para revisar la ubicación de los controles, para cerciorarse de que su mapa sea preciso y para poner marcas en los controles.

Comúnmente se indican con banderas blancas y rojas colgadas o encima de algún punto identificable del terreno. Cada marca tiene que tener un número y un símbolo o clave distintos para que los jugadores puedan copiarlos en una tarjeta y comprueben así que efectivamente pasaron los controles.

Coloque en el punto de partida un mapa maestro donde se muestre la ruta, y entregue a cada participante un mapa sin marcar y una tarjeta de control, así como un papel donde se describan los controles.

Pida a otros amigos que den la partida, tomen el tiempo y actúen como jueces. Haga que los jugadores salgan a intervalos de uno o dos minutos; cada uno de ellos debe copiar la ruta en su mapa y luego partir.

Comentarios