Cómo calcular un presupuesto familiar?

Cómo calcular un presupuesto familiar, como hacer un presupuesto familiar para ajustarse a él y al ahorro calculando el ingreso además de como hacer una proyección de los gastos.

El presupuesto es una guía que le ayuda a manejar sus ingresos de forma que pueda hacer frente a los gastos del momento y reservar dinero para objetivos a corto, mediano y largo plazos.

Ya sea un coche nuevo para el año entrante, una casa dentro de cinco años, la universidad de sus hijos entre otros.

Trate de estructurar su presupuesto de forma que reúna la cantidad que desea en el plazo que se ha fijado.

Ya que se haya fijado un objetivo, márquese un plazo para revisar los gastos reales y luego
revíselos y compárelos con los que había previsto.

Algunas personas se marcan como plazo tanto una semana como un mes, usted elija el plazo que considere conveniente.

Para calcular los ingresos: primero sume todas sus fuentes de ingresos. Apunte únicamente la cantidad neta que queda después de pagar todos los impuestos.

Tome en cuenta solamente las entradas seguras y regulares; sueldo (neto); intereses de cuentas de ahorros o de inversiones; dividendos sobre acciones; arrendamientos; prima de vacaciones y aguinaldo.

Evite inflar sus entradas incluyendo reparto de utilidades, compensaciones, comisiones, bonificaciones, devoluciones del impuesto sobre la renta y regalos en efectivo que no esté seguro de lograr.

Al asentar todas las partidas, calculele el mínimo que puede esperar. Si trabaja por su cuenta, lo hace medio tiempo o su trabajo es eventual, haga los cálculos con base en los ingresos del año anterior, aunque espere ganar más en este año.

Sume todos los ingresos estimados para el año, y divida esta cantidad entre el número de periodos de su presupuesto (semanas, quincenas y meses). Para tener una cantidad con qué analizar dichos periodos.

Para hacer una proyección de gastos: Los gastos se dividen en tres grandes categorías:

  1. Gastos fijos; son los que se hacen en forma mensual, trimestral, semestral o anual, y que no pueden reducirse sin cambiar drásticamente el nivel de vida. Comprenden los gastos relativos a la casa como renta, hipoteca, impuesto predial, etc;

Las cuentas de gas, agua, electricidad y teléfono; los abonos a cuentas de crédito; las colegiaturas, los impuestos y las primas de seguros que no le descuenten por nómina.

  1. Ahorros: la cantidad que va a ahorrar o invertir en cada periodo de su presupuesto debe tener relación con el objetivo que se ha fijado y con sus ingresos.

La primera meta de todo adulto o pareja independiente debe ser un fondo para emergencias e imprevistos; ya sea perder el empleo o que le retengan el sueldo. O bien, que tenga problemas de salud. Por lo general es suficiente con una cantidad igual al salario de dos meses.

  1. Gastos variables: Este renglón es el más flexible; comprende los gastos que se hacen diariamente para alimentos, utensilios de limpieza y despensa.
Además del transporte (que incluye gasolina, estacionamiento del auto y los pasajes en autobuses, metro, taxis, entre otros.

Los gastos médicos que no ampara el seguro; las reparaciones de la casa y de diferentes aparatos; ropa, vacaciones, diversiones, regalos y donativos.

También entran en esta categoría los gastos extraordinarios para compras de aparatos domésticos, y el dinero de bolsillo para cada integrante de la familia.

Si los registros del año anterior no son suficientes para que haga los cálculos, lleve la cuenta de sus gastos unos cuantos meses, así partirá de una base más segura.

Para ajustar los gastos: Ya que tenga dos totales, reste el menor al mayor. Si le sobra dinero, puede aumentar sus ahorros o sus inversiones.

En caso de que sus gastos sean mayores que sus ingresos, vea cuáles puede suprimir o disminuir, también trate de ser realista; no planee reducciones descabelladas que no podrá cumplir y que darán al traste con sus planes.

Sin embargo, tenga presente que así como en algunos periodos las entradas son mayores (cuando recibe
comisiones, reparto de utilidades o aguinaldo).

En otros, que pueden no coincidir con los primeros, los gastos aumentan (cuando comienza el año escolar o en vacaciones). A la larga, las entradas y las salidas deben igualarse.


ALGUNOS ARTICULOS RELACIONADOS:



Comentarios

  1. Muy buen aporte. Realizar un presupuesto es una gran manera de llevar a cabo el control eficiente de los ingresos y gastos. Realizar el análisis financiero pertinente mediante este método es una gran ayuda a la hora de generar ahorros y evitar endeudamientos innecesarios.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario