Cómo restaurar pisos de madera?



Pisos de duela, rebarnizado duelas, barnizar duelas, restaurar pisos de madera, pisos de madera, madera duela.

Antes de aplicar un acabado nuevo a un piso debe lijarlo para quitarle el acabado anterior. Puede hacerlo con una lijadora de tambor, especial para pisos , y una lijadora manual de disco.




Saque muebles y cuadros de la habitación en el que vaya a trabajar, si en la habitación hay ventanas y puertas que lo comuniquen con el resto de la casa, séllelas, deje sólo una puerta de acceso.

Retire la moldura del zoclo para que pueda trabajar lo más cerca posible de la pared. En caso de que haya quitado una alfombra para barnizar el piso, cerciórese de que en ésta no
hayan quedado grapas, clavos o restos de tiras.

Repare las duelas que estén rotas o flojas; suma las cabezas de clavo que sobresalgan, de manera que queden por debajo de la superficie y rellene los hoyos con resanador para madera. Aspire el polvo, y antes de lijar el piso reviselo cuidadosamente.

Primero pase la lijadora de disco con lija del No. 36; levante un poco la lijadora, préndala y, sujetandola firmemente, apóyela cuidadosamente en el piso.




Trabaje en el sentido de la veta de la madera; cuando termine la primera franja regrese al punto de partida y lije la siguiente franja colocando la lijadora ligeramente superpuesta a la franja anterior.

Enseguida lije a lo largo de las paredes con lijadora de mano, tamibén con lija del No 36. nuevamente lije de igual forma con lija del No 80 y luego con lija del No 100.

Raspe los rincones con un raspador. Lije a mano los extremos de la habitación para borrar las marcas donde haya trabajado la veta.

Aspire perfectamente bien entre lijada y lijada, y para trabajar utilice unos calcetines viejos o zapatos de suela acojinada para evitar marcas en el piso.

Pase sobre el piso ya lijado una estopa impregnada de aguarrás y barniz para quitar por completo el polvo. Debe poner un sellador claro o tinta o, de preferencia , una tinta combinada con un sellador.

Cuando éste esté seco, púlalo con fibra de acero muy fina; aspire muy bien el polvo y aplique poliuretano, laca o barniz, usando un rodillo para la parte central del piso y una brocha para los bordes y las esquinas.

Deje secar el piso un par de días, nuevamente pula con fibra de acero muy fina y luego aspire. Para terminar, aplique dos capas de cera en pasta y sáquele brillo al piso con un pedazo de tela de lana.

Hay poliuretanos que no deben encerarse (lea las indicaciones del envase), si prefiere una pátina más suave en el piso barnizado con este tipo de material, líjelo primero con fibrade acero y después encérelo.



Comentarios