Cómo saber decifrar el pronóstico del tiempo?

Sobre como hacer para descifrar el pronostico del tiempo, pronostico del clima, leer un libro de la naturaleza y así conocer altas y bajas decifrando el significado de las nubes entre otros los signos de la naturaleza y aprender más sobre el pronostico del tiempo.

Todavía no existe un método infalible para predecir el tiempo, éste se puede anticipar con cierta seguridad si se hacen algunas observaciones sencillas.

La sabiduría popular ha elaborado muchos refranes acerca de la predicción del tiempo que tienen una gran dosis de verdad.

Así como “cielo aborregado, a los tres días, mojado”, lo que comúnmente se cumple al pie de la letra.

Las altas y bajas: El tiempo cambia a medida que se desplazan las
enormes masas de aire que rodean la Tierra.

Estas masas son impulsadas hacia dentro o alrededor de grandes pozas y remolinos en los que la presión atmosférica es más alta o más baja que la circundante.

Estas masas de aire se mueven en el sentido de las manecillas del reloj cuando se alejan del centro de una zona de alta presión; por el contrario, las masas de aire circulan en sentido inverso, describiendo círculos cada vez más angostos, cuando se hallan alrededor de un remolino de baja presión.

Al llegar al cual el aire escapa hacia arriba, se enfría y libera su humedad en forma de lluvia o de nieve.

Por estas causas las elevaciones de la presión atmosférica anuncian buen tiempo, pero los descensos presagian lluvias y tormentas.

Los cambios en la dirección del viento preceden a los cambios en la presión atmosférica; en cualquier localidad una desviación notable de la dirección habitual del viento señala un descenso de la presión atmosférica.

En caso de no saber la dirección habitual del viento en su localidad, pida informes en la oficina meteorológica más cercana o consulte un buen atlas.

Pero comúnmente se puede determinar en qué dirección sopla habitualmente el viento observando cómo se dobla tanto el follaje de los árboles como en qué dirección se arrastran las hojas caídas impulsadas por él.

Para decifrar el significado de las nubes. Las nubes son uno de los indicadores más confiables del tiempo.

Para poder interpretar lo que significan; depende la altitud media o bajas según su forma pueden ser cirros (plumosas y horizontales), cúmulos (amontonamientos grandes y esponjosos) y estratos (capas delgadas).

Estos tipos se presentan en ocasiones combinados, y cualquiera de ellos puede convertirse en una nube de lluvia.

Los cirros aislados indican que se aproxima un frente de aire cálido y húmedo, que no necesariamente se convertirá en lluvia.

Si los cirros son demasiado densos o demasiado anchos, posiblemente la presión atmosférica descienda.

Cuando los cirros se transforman en largas bandas rectas (cirroestratos) y forman un halo (conocido como “casa”) alrededor del Sol o de la Luna, puede preverse que comenzará una temporada larga de lluvias o de nevadas.

Los estratos grises y demasiado bajos anuncian comúnmente llovisna o lluvia, en tanto que los estratos más altos (altoestratos), grises, aplanados y sin forma definida, que llegan a opacar la luz del sol, preceden lluvias y nevadas breves pero intensas.

Los cúmulos son preludio de buen tiempo, a menos que sean oscuros y que estén amontonados y demasiado bajos.

En caso de que un cúmulo se transforme en cumulonimbo, con la base de aspecto rugoso y una cabeza ayuncada, casi puede asegurarse que se avecina una tormenta.

Para decifrar otros signos de la naturaleza: En el ambiente húmedo de un día de presión baja, el humo casi no se eleva, los objetos lejanos parecen estar cerca, los ruidos aparentemente se intensifican, y los insectos y las aves apenas rompen el silencio.

La presencia de uno o dos de estos signos señalan un descenso de la presión atmosférica, y la combinación de más de dos es un anuncio muy confiable de que hay una tormenta en puerta.

Comentarios