Como hacer queso?

Como hacer para: producir queso, como hacer queso, como se elabora o fabrica queso, como hacer queso blando, como se hace el queso

La elaboración de queso es una forma de evitar el desperdicio de la leche sobrante; intervienen en su proceso ciertas bacterias que contribuyen facilitando la digestión del alimento ya de por sí muy nutritivo.
como se hace el queso
Como se hace el queso
Pero, para hacer quesos de verdad ricos hace falta tiempo, práctica y paciencia. Los quesos duros, como Emmental y el cheddar, se prensan y luego se dejan añejar unos meses para que adquieran su inconfundible y delicioso sabor.

Para conseguir que un queso duro se añeje debidamente hay que cuajar al menos 10 litros de leche, por lo que conviene comenzar con quesos blandos o frescos.

Todos los utensilios –ya sean esmaltados, de acero inoxidable, de vidrio o de madera-- deberán estar escrupulosamente limpios, pues ciertas bacterias, diferentes a las que intervienen en la elaboración de queso, dan mal sabor.

Utilice leche natural pasteurizada o leche en polvo rehidratada. La leche homogeneizada no sirve.



Para un queso blando básico. Si sigue la receta al pie de la letra conseguirá elaborar un queso blando, ligeramente granuloso, que se puede comer en el momento.

Pero que se conserva hasta tres semanas si lo refrigera. Con la ayuda de un recipiente de 10 litros de capacidad, metido en un cazo de mayor tamaño, parcialmente lleno de agua, o un baño María de igual tamaño. También la ayuda de un termómetro graduado de 20 a 50 grados.

Debe calentar a 33 grados dos litros de leche con una taza de jocoque sin pasteurizar. Disuelva en ½ taza de agua fría ¼ de pastilla de cuajo ( la puede conseguir en farmacias y droguerías).
Y mézclela con la leche revolviendo vigorosamente. Deje luego reposar el recipiente con la leche en un lugar tibio aproximadamente 1 hora o hasta que la leche se cuaje y forme una masa de consistencia muy blanda.



Ya que la leche haya cuajado y se pueda desprender fácilmente de las paredes interiores del recipiente (con un cuchillo o una espátula), corte la cuajada en cubitos de 2.5 cm de lado con un cuchillo de hoja larga.

Coloque los cubitos en el recipiente y caléntelos hasta unos 33 grados durante media hora. Agregue 3 cucharadas pequeñas de sal.

Colocando los trozos de cuajada en un pedazo de manta de cielo, y así formando en él una especie de bolsa, cuélguela y deje escurrir el suero de 3 a 12 horas, dependiendo que tan seco lo quera.

Guarde el queso en un recipiente limpio y métalo al refrigerador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada