Qué és un absceso?

Qué és un absceso, síntomas, causas y tratamiento sobre Absceso, furúnculo, ántrax, diccionario médico, 


Diccionario médico absceso
Absceso


Un absceso es un acúmulo localizado de pus. Si se produce en la piel se llama furúnculo, y a menudo comienza alrededor de un folículo piloso infectado por bacterias.


El folículo y las células circundantes de la piel son destruidos por bacterias y forman el pus. La bolsa de pus aumenta y el

furúnculo forma una cabeza o "clavo". Entonces el pus revienta la capa de piel y sale al exterior.


Un ántrax es un conjunto de furúnculos. Se produce cuando se infectan varios folículos pilosos. La bolsa de pus puede extenderse por debajo de la piel antes de que aflore en dos o más cabezas y se reviente.


Las áreas pilosas y las zonas sometidas a fricción son lugares más susceptibles de que se desarrolle un absceso. Entre ellas se encuentran las ventanas nasales, las axilas, la parte posterior del cuello, así como la zona situada entre las piernas y la región glútea.


Síntomas

  • Hinchazón dolorosa de la zona infectada. La intensidad de dolor depende del sitio en que ocurra la hinchazón; por ejemplo, un furúnculo pequeño en la nariz sólo duele si se presiona o si crece.
  • Al principio el área el área está sensibilizada, inflamada e hinchada. Después aparece el furúnculo, con un punto amarillo en el centro antes de reventar.
  • A partir de un absceso, la infección puede pasar a la corriente sanguínea y hacer que la persona se sienta enferma y febril.
  • La mayoría de los abscesos se revientan antes de cumplirse una semana desde su inicio, pero si la infección se hace muy profunda pueden transcurrir alrededor de dos semanas antes de que el pus salga a la superficie de la piel.

Causas
  • Los furúnculos y los ántrax se deben, la mayoría de las veces, a una infección bacteriana.
  • Una persona cuyas defensas hayan disminuido debido a un esfuerzo excesivo, nutrición insuficiente, diabetes mellitus o alteración sanguínea, tiene más probabilidad de padecer abscesos.

Tratamiento en casa
  • Mantenga en reposo la parte infectada y muévala lo menos posible. Esto permite actuar a las defensas del organismo y reduce las posibilidades de que la infección se propague internamente.
  • La aplicación local de calor y las cataplasmas de sulfato de magnesio ayudan a que el furúnculo o el ántrax formen la "cabeza" o "clavo".
  • No aplique pomadas o antisépticos sobre la piel, pues no la penetran y, por tanto, no contribuyen a curar el absceso.
  • Cuando el furúnculo se reviente, es importante cambiar con frecuencia los apósitos sucios. Sólo se necesita colocar apósitos limpios y secos.
  • Tome aspirina para aliviar el dolor.
  • Si se baña en tina, use un desinfectante en el agua, siguiendo las instrucciones del fabricante.
  • Los furúnculos tienden a propagarse entre los miembros de la familia. Los afectados deben emplear sus propias toallas y, si es posible, lavar con agua muy caliente la ropa interior y los pañuelos mientras el furúnculo supure.

Cuándo consultar al médico
  • Si el furúnculo es muy doloroso
  • Si la inflamación alrededor del furúnculo aumenta sin que se forme una "cabeza"
  • Si el furúnculo no expulsa el pus, aunque se haya formado "cabeza"
  • Si la persona tiene varios furúnculos al mismo tiempo o una sucesión de infecciones

Qué puede hacer el médico
  • Cortar o abrir el absceso para aliviar la presión y disminuir el dolor.
  • Tomar, con un hisopo, muestras de la nariz y de la piel, así como del furúnculo para determinar el tipo de bacteria que lo ha originado.
  • Administrar antibióticos, por vía oral o por inyección, para impedir que la infección se propague.
  • Analizar la orina para comprobar si el enfermo padece diabetes.
  • Analizar la sangre para determinar si otras enfermedades están reduciendo en el paciente su resistencia a las infecciones.
  • Prescribir una pomada antibiótica para aplicar en la nariz, a fin de combatir los gérmenes que pueden subsistir en ella y que podrían provocar infecciones posteriores.

Prevención
  • Una dieta cuidada, reposo y relajación ayudan a que el organismo esté protegido contra las infecciones.
  • Una estricta higiene mientras el absceso está supurando su contenido reduce las posibilidades de que la infección se propague.
  • Control de la diabetes o de cualquier otro trastorno relacionado con la infección.
  • Tratar a los otros miembros de la familia.

Pronóstico
  • Si el estado físico general de la persona es bueno, los abscesos curarán completamente.
  • Un absceso que no se cura debe hacer sospechar la existencia de otras causas.




Recomendaciones:


Para poder responder a tús preguntas en tiempo y forma, por favor al dejar tú comentario escribe tú correo o escríbenos directamente a teescuchamos@bluee.biz

Comentarios