Que es el magnetismo

ocultismo, magnetismo, magnetismo animal, mesmerismo, poderes paranormales, hipnosis, esoterismo.

Que es el magnetismo

Para comprender un poco más del magnetismo, es necesario implantar la diferencia entre éste y la hipnosis.



El magnetismo, según la explicación de Littré, es un medio por el cual se puede llegar a determinar en el cuerpo humano una serie de expresiones equiparables a las que tiene un imán.

Si una persona se impone al magnetismo, puede caer en estado de sueño, además de causar el
sonambulismo, por lo cual es, en circunstancias, confundido con el hipnotismo. Pero, la diferencia radica en que mientras el magnetismo sigue razonando por sí mismo, el hipnotismo no tiene intención propia.

El magnetismo animal, mesmerismo.

Uno de los precursores de la hipnosis moderna fue el respetado Friendrich Franz Anton Mesmer (1733-1815), nació en Alemania.




Fue el que tomó las bases de la hipnosis ya conocida desde los tiempos más antiguos y le dio gran notoriedad al mostrar de nuevo la teoría del "magnetismo animal" pronunciada por Paracelso (1493-1541).

Franz Mesmer, como se le conoce normalmente, formuló esta creencia, la cual explicaba como un principio que actúa sobre los nervios. declaro que en todo cuerpo viviente hay un fluido magnético en el cual circula una fuerza única animando tanto al mundo orgánico como el inorgánico. Declaraba que las personas dotadas de un poderoso espíritu vital pueden ayudar a los necesitados, usando la imposición de sus manos a fin de que las ondas emanen de la punta de los dedos. Este espíritu esencial lo nombró magnetismo animal. Mesmer fue parte de la Fraterlucis e inventó en 1872, en Francia, un rito nombrado de la Armonía Universal.




Para comenzar una curación por medio del magnetismo, Mesmer ponía al individuo dentro de un cuarto apenas iluminado. Situaba el paciente sentado cómodamente frente a él y agarraba sus manos, estableciendo por unos minutos un contacto de las yemas de los dedos pulgares. Luego, llevaba sus manos al pecho de los enfermos y las descendía lentamente hasta el abdomen, lugar donde se detenía buscando con una imposición manual prolongada el enviar una fuerte corriente magnética a los ganglios nerviosos del plexo solar.

Mesmer empezó a tener mucho éxito con sus curaciones que para poder atender a toda la gente que lo consultaba, ideó lo que se conoce como "la cubeta de Mesmer". La cual radicaba en una tina de madera de aproximadamente 30 cm de profundidad y elevaba del suelo unos 10 cm. Dentro de ella se contenía agua magnetizada, cargada de limaduras de hierro y colocaba muchas botellas de cuello ancho orientadas con la boca hacia al centro del aparato y su posición era oblicua, medio sumergidas. De cada botella sobresalía una barra de hierro que el paciente se aplicaba sobre la parte enferma.

Durante la sesión se escuchaban unos cánticos seguidos de un clavecín, dando al ritual un fondo sonoro propicio para el magnetismo. Mesmer se presentaba vestido con una túnica de seda color morado, entretanto caminaba lentamente, se colocaba en el centro de los pacientes y los miraba uno a uno, lenta y profundamente sosteniendo una varilla de hierro; en ese momento la mayoría de los enfermos caían en un trance y Mesmer se retiraba lentamente.

Ese mismo método lo usó para curar en la corte de Luis XVI, Alarmada, la Facultad de Medicina envió una comisión de investigadores, en la que se encontraban los hombres de gran prestigio como Benjamín Franklin, embajador de Estados Unidos y el doctor Guillotín, convertidor de la "guillotina". Él defendió enérgicamente el magnetismo animal, pero, Mesmer, loco o precursor fue desterrado de Francia.

Comentarios