Sobre El Anticristo

el anticristo, demonología, ocultismo, esoterismo, sobre el anticristo, quién és el anticristo

El Anticristo

"Una interpretación legendaria trata de que en el centro de la Tierra hay un mundo más grande y más agraciado que éste. En él viven unos hombres de gran altura y unas mujeres despiadadas que no queriendo amamantar a sus hijos, los lanzan a un monte, donde se alimentan de hierbas. El Anticristo nacerá de esta progenie. Saldrá al mundo por el cráter de un volcán que hay en las orillas del Tajo, y se formará alimentándose de los peces del río. El Anticristo corresponderá, por consiguiente, a la raza de los gigantes, hijos de los íncubos. Otra costumbre lo hace hijo de una monja y del diablo".


El nombre del Anticristo se refiere en la primera epístola del apóstol San Juan. Allí menciona que el
mismo llegaría antes de la parusía (segunda venida de Jesucristo), encarnado en una o muchas personas; su cometido sería calumniar al hijo de Dios, oponerse a las normas cristianas y despojar por medio de esos engaños el control y liderazgo que pueda ejercer el Salvador.

Durante el medievo se pensó que el fin que buscaban los demonios, al copular con las brujas, era la de traer al mundo al monstruo de monstruos, el ser que se presentará contra el acto humano, a Satán encarnado, no obstante, sería la procreación del Anticristo.

Siendo el hijo de diablo, estará relacionado exactamente al mundo demoníaco; negará a Dios y a Jesucristo, su intención será cambiarse en ejemplo de la perdición, hombre de la injusticia que se opondrá a toda obra divina, con la finalidad de autonombrarse dios y sentarse en el templo de aquél.

La llegada del perverso irá seguida del poder de Satán, de todo género de milagros, marcas y prodigios fraudulentos, de seducciones y trampas para los destinados a la perdición por no haber  recibido el amor de la verdad que los salvaría. Molestará brutalmente a la Iglesia y a sus creyentes; su advenimiento indicará el fin del mundo.

Vi como salía del mar una bestia,
que tenía 10 cuernos y 7 cabezas,
y sobre los cuernos 10 coronas, 
y sobre las cabezas nombres de blasfemia.


Era la bestia parecida a una pantera,
y sus pies eran como de oso,
y su boca como la de un león.


Otorgándole el dragón su poder, su trono
y una autoridad muy grande.

Vi a la primera de las cabezas como herida de muerte, 
pero su llaga mortal fue curada.


Toda la Tierra continuaba admirada a la bestia.
Veneraban al dragón, porque había otorgado el poder a la bestia,
y veneraron a la bestia, mencionando: ¿Quién como la bestia?
¿Quién podrá guerrear con ella?
Entregando también una boca, 
que pronuncia palabras llenas de arrogancia y de injuria,
y se le concedió autoridad para llevarlo a cabo por 42 meses.


Se le pidió hacer la guerra a los santos y derrotarlos.


Y le fue otorgada autoridad sobre toda raza,
y lengua, y nación.


Lo veneraron todos los habitantes de la Tierra...

La primera bestia, que sube del mar, es el Anticristo, señor del mundo adverso a Dios. El mar sería supuestamente las cartas de los padres de la Iglesia, la imagen del mar eterno, de gran poder e importancia. Mientras tanto la bestia bermeja, llena de nombres de injuria y que tiene 7 cabezas y 10 cuernos, es la creencia de un poder político con todas las propiedades de contrincante del poder de Dios y su persona. El color rojo es el color del Huracán egipcio, mientras que las 7 cabezas, que representan el máximo despliegue de fuerzas por parte de las potencias adversas a Dios, se vinculan a la Pista Sofia de los gnósticos; que trata, pues, del violento.

Se vincula a la primera bestia con el Imperio Romano, las 7 cabezas son 7 reyes con sus respectivos tronos, "De los cuales 5 cayeron, el uno existe y el otro no ha llegado aún"; como esta descripción fue escrita en tiempos del imperio de Dominiciano y Nerva. Los 10 cuernos son 10 reyes que no han recibido todavía la realeza, pero con la bestia recibirán la autoridad de reyes durante una hora. Los nombres sobre las cabezas de la bestia son los atributos divinos que ella se anuncia, tales como Augusto, Divino, Hijo de Dios, Señor y Dios Salvador. Vista en conjunto, se parece a las 4 bestias de Daniel, y al león, al oso, al leopardo y al monstruo de los 10 cuernos.

El dragón es un animal mitológico y simboliza las fuerzas enemigas de Dios, es por tanto la personificación de Satán. Dado que la bestia respeta al dragón y a él le debe todo su poder, se considera un ser de origen diabólico. El inconcebible poder que establece la bestia y el prodigio de que ha sido objeto, ocasionan insensibilidad en el mundo entero. Todos en esta forma política de grandeza y fuerza insólita no un fenómeno natural, sino un verdadero portento de Dios, y acaban por venerar al ser a quien todo esto se debe, al dragón.

La primera de sus cabezas tiene una herida de muerte, pero su llaga fue curada; esta herida de espada mata a la primera cabeza, pero con la ayuda del dragón, ésta consigue revivir.

Los habitantes de la Tierra ofrecen a la bestia un ritual parecido al de Dios, con igual adoración al pronunciar. " ¿Quién como la bestia? ¿ Quién podrá derrotarla?", sus dominios son ilimitados, de proporciones mundiales, sus poderes llegan más allá de sus extensiones de reinado. La bestia tomo del dragón una boca que articula irreverencias y palabras arrogantes; las irreverencias no son otra cosa que ventajas divinas que se arroga y honores divinos que para sí reclama. Le fue dado un poder único sobre la Tierra, y de igual forma hacer la guerra contra los santos y derrotarlos, es decir, perseguir a los creyentes cristianos y destruirlos; no soporta en sus dominios la presencia de quien se niega a ofrecerle cuerpo y alma. Para el hombre sólo hay dos posibilidades a elegir: la bestia o la muerte.

Vi otra bestia que subía de la Tierra
y tenía dos cuernos parecidos a los de un cordero,
pero hablaba como un dragón.


Ejerció todo el poder de la primera bestia
en presencia de ella e hizo que la Tierra
y todos los habitantes de ella
veneraran a la primera bestia,
cuya llaga mortal había sido curada.


Hizo grandes señales,
hasta hacer bajar fuego del Cielo a la Tierra
delante de los hombres.


Confundió a los pobladores de la Tierra con las señales 
que se le ordeno hacer delante de la bestia,
manifestando a los habitantes de la Tierra
que realizaran una figura de la bestia en su honor,
que tiene una herida de espada y que ha revivido.


Se le inculcó espíritu en la figura de la bestia,
para que la figura hablará e hiciera morir
a cuantos no se arrodillarán 
e hizo que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres,
libres y esclavos, se les marcara en la mano
derecha y en la frente, y únicamente el que tuviera la marca,
el nombre de la bestia o el número de su nombre
se le otorgaba el derecho de comprar o vender.


La segunda bestia, que sube de la Tierra, es el elegido de la primera bestia; ésta no sube del mar y está completamente a la orden de la potencia política, con cuyo poder puede contar sin obstáculos. Su trabajo es difundir el culto a la primera bestia, a la que rodea un aura de devoción intentando fortalecer  así el poder de aquella y hacerlo definitivo, es como su adivino. Exige culto religioso para el poder político, que intenta establecerse en ser divino. Exige hacer una figura, similar al de los cultos paganos, en honor a la bestia, y ordena a que todos lleven la marca en la frente o en la mano una señal que les garantice como partidarios de ella.

Una especie de Anticristo, la bestia del precipicio, subirá desde el infierno para exterminar a los testigos de Dios que predicen guerras e impedimentos durante 1 260 años; protegerá a la persona del Anticristo contra sus adversarios o provisionales agresores.

Los textos rabínicos dieron al Anticristo el nombre de Armilio o Rómulo, y los hicieron gigante, hijo de una virgen de piedra. Para los musulmanes, el Anticristo o falso mesías se llamará Daggiad; tendrá únicamente un ojo y una sola ceja y montará sobre un asno.

Al termino de los tiempos, la gloria divina vencerá al Anticristo, los jinetes del Apocalipsis (los azotes de la humanidad: peste, hambre, guerra y muerte) terminarán por exterminar en el monte megido, sinónimo del fin del mundo; sus restos serán lanzados al mar de fuego, junto con el falso adivino y el diablo.

Aquí está el conocimiento.
El que tenga la sabiduría
calcule el número de la bestia,
porque es número de hombre.
Su número es 666.


Los judíos y los griegos escaseaban de signos numéricos especiales, y para simbolizar las cifras ocupaban las letras del alfabeto como tales, dando a cada una de ellas un valor numérico definido. Si se suman los valores de las letras de un nombre, se obtiene el número del mismo. Este método tiene por nombre gematría, como consecuencia de esto, con el paso de los años se llegó a tener gran cantidad de interpretaciones del ya mencionado número.

De entre todas, la que en la actualidad cuenta con mayor aprobación es la que ve en la enigmática cifra el nombre del emperador Nerón. Sí, partiendo del valor que las letras tienen en el alfabeto hebreo, se computan las que forman el nombre Nerón César, se obtiene la cifra del ya mencionado número.

Si el Anticristo se ha de reconocer con el Nero redivivus (Nerón redivivo), de igual forma de puede considerar esta explicación del número 666 como la mejor de cuantas se han planteado, pero el misterio del nombre como de los 10 cuernos continúa presente.





Comentarios