Sobre Hipnosis

hipnosis, ocultismo, esoterismo, poderes paranormales, hipnosis en la medicina, reencarnación e hipnosis.

Hipnosis

La hipnosis es un estado parecido al sueño, personificado por una gran sugestión por el individuo, inducida por el hipnotizador, la hipnosis es lo más alejado del sueño. ya que la persona hipnotizada está más despierta y receptiva que en otros estados de la conciencia. La hipnosis es un estado alterado, semejante al que experimentan los mediums y requiere de una relajación profunda. Cada persona tiene su propio grado de susceptibilidad  ante la hipnosis.




Debido a que la hipnosis es un método nato en el individuo, algunos practicantes piensan que se experimentaba en diferentes civilizaciones de la Antigüedad, en especial para curar. Prueba de esto
es que hoy en día, todavía se puede apreciar esta técnica--quizás bajo otro nombre--en civilizaciones que no se han integrado a nuestra cultura.

Desde las primeras dinastías del antiguo Egipto ya se ejercía el sueño hipnótico, que era uno de los métodos curativos más en boga. En papiros se hace mención minuciosa de las fases operatorias empleadas por los hipnotizadores de la época, vinculando conocimientos de astronomía y hermetismo.

Grecia y Roma requerían de la hipnosis y de la magia para consultar al oráculo sobre el futuro. De igual forma era usada para curación. Se hacia imposición de manos sobre la frente del individuo y se hacían pases magnéticos.

El prestigiado James Braid (1795-1864), cirujano escocés, fue quien abordó el mesmerismo de forma seria y científica. En 1841 asistió a pruebas públicas de "magnetismo" realizadas por el frenólogo y magnetizador La Fontaine, común en Europa en aquellos tiempos. Acudió pensando que era un farsante y su intención al ir era el de descubrirlo. Pero lejos de eso, se encontró con un sistema que él ignoraba y captó su interés. Comenzó a realizar sus propias practicas. En 1843, Braid, identificó un estado psicológico que podía conseguir si fijaba la vista en una luz situada justo arriba del nivel ocular.



Las personas sometidas a este experimento entraban en un estado de sujeción que Braid consideraba una especie de "sueño nervioso o mesmérico". Y de esta forma inventó el término hipnosis, a partir de Hipnos, el dios griego del sueño.

Pero, se vio necesitado a reconocer que hay diferencias indiscutibles entre el estado hipnótico y el sueño ordinario, ya que la experiencia le enseñó que muchos de los fenómenos más espectaculares del estado hipnótico, tales como la analgesia y la catalepsia, podían ser obtenidos en individuos que conservaban los ojos abiertos y el aspecto de estar despiertos.

Braid usó la sugestión para la precipitación de algunos fenómenos de comportamiento y tiene la virtud de haber puesto en claro que la sugestión es un solo desencadenante de los fenómenos hipnóticos y no la explicación total de los mismos.

Pero, la importancia de sus descubrimientos y aportaciones en esta materia, tuvieron que pasar varias décadas hasta que las notables conclusiones de Braid pudieran ser debidamente consideradas.

Aunque, en Francia, la reputación del magnetismo animal se iba limpiando gradualmente de a espectacularidad que le había dado Mesmer y sus acompañantes. Surgieron algunos trabajos serios sobre este tema como los de Velpeau, Guerineau, Asam, Demarquay, Giraud-Teutlon, por mencionar algunos.

También paralelamente, habían varios farsantes que recurrían a prácticas extravagantes, prometían resultados increíbles o confundían el mesmerismo con las demostraciones de poderes ocultos, todo lo cual contribuía al descrédito del mesmerismo.

En 1843 Braid lanzó Neuropsicology or the Rationale of Nervous Sleep, en un inicio fue ignorado, pero después llegó a ejercer una muy considerable influencia entre los seguidores del hipnotismo.

Joseph Wiertz, pintor belga. cautivado por el misterio de la muerte (el cual se refleja en su obra) en 1865, realizó una practica fantástica. Solicitó permiso para esconderse junto con un hipnotizador y un amigo, debajo del patíbulo de una guillotina durante una ejecución. Ya próxima la ejecución Wiertz fue hipnotizado y se le ordenó se identificara con la mente del condenado.

Joseph Wiertz

Al escuchar los preparativos de la ejecución Wiertz empezó a angustiarse y suplicaba que lo despertaran, pero era tarde pues la cuchilla cayó. El hipnotizador siguió preguntando cómo se sentía. En lo que se retorcía y convulsionaba decía que la cabeza aún podía pensar y sentir mas sin entender lo que le acontecía, poco a poco fue calmándose y explicó la sensación del hombre muerto. Decía que la Tierra se alejaba de él poco a poco y se llenaba de una paz infinita.

¡Que felicidad, dormiré, descansaré! Éstas fueron las ultimas emociones cuando el guardia se acercó a la cabeza del condenado a testificar que yo no había señales de vida.

Con la llegada de los anestésicos en la cirugía, por el año 1840, la hipnosis quedó desplazada a segundo término, hasta que Jean-Martin Charcot y Sigmund Freud la sacan a la luz nuevamente, hacia finales del siglo XIX.

Se empezó a usar la hipnosis como espectáculo, creando efectos asombrosos, uno de ellos radicaba en conseguir la rigidez del cuerpo de un voluntario, al cual se podía acostar, con el solo apoyo de los pies y la cabeza. En el presente los espectáculos que dan algunos hipnotizadores realmente divierten al público y son dignos de admiración.

La hipnosis comprende tres fases;  somnolencia, hipotaxia y automatismo o sonambulismo hipnótico. El trance es alcanzado por el hipnotizador, usando ya sea su mirada profunda, la presión de la muñeca, palabras, gestos además de un objeto brillante al que hace oscilar en forma de péndulo. Una vez que el individuo se encuentre en trance, el hipnotizador podrá manejar a la parte subconsciente para hacer cumplir una orden específica. La hipnosis es una operación delicada, ya que las dos partes tienen que estar con la mayor disposición y concentración posible para hacer la transición hipnótica.

La hipnosis en la medicina

Hoy día, todavía se usa la hipnosis en la medicina para curar el dolor o el estrés, para conseguir el acceso a aquella parte del cerebro del inconsciente y de la memoria. La sugestión hipnótica es usada en varias partes del mundo para reforzar el interés a personas, para superar miedos o dejar de fumar, por mencionar algunos.



El concepto y procedimiento de la hipnosis antigua ha cambiado por otros rumbos posteriores, relacionados fundamentalmente a la practica médica y psicológica. De esta forma, Alfonso Caycedo, hacia los años 60 y 70 del siglo XIX, inventó la "soflología", un tipo de hipnosis que ha ayudado a muchas parturientas y odontólogos a realizar su trabajo sin anestesia.

El respetado Milton H. Erickson es el padre de la hipnosis clínica moderna. Erickson inventó el método llamado hipnosis ericksoniana o " técnica Milton radica en el uso de la palabra con la finalidad de crear confusión mientras se implanta una fascinación indirecta. Erickson usaba metáforas y cuentos como herramientas esenciales del trance.




Erickson parte de la hipótesis de que las personas constituyen su relación con el mundo a través de mapas internos y no a partir de su experiencia sensorial. Es decir, cada persona tiene una idea interna del mundo, que no coincide con lo que nos llega a través de los sentidos. De esta manera, traducimos la verdad a nuestro mapa interno, usando nuestro propio estilo, que no necesariamente corresponde con el de nuestros interlocutores.

el procedimiento Milton radica en entrar mediante la hipnosis  en el mundo del cliente, usando su mapa del mundo y su estilo, con la finalidad de permitirle poner en marcha sus propios recursos.

En algunos países como Estados Unidos e Israel, el departamento de policía en ocasiones recurre al hipnotismo, para hacer recordar a las víctimas acontecimientos de su agresión y de esta forma encontrar al culpable.

En el campo del ocultismo, algunos partidarios piensan que por medio del trance hipnótico una persona puede recordar hechos como raptos por extraterrestres, donde cuentan incidentes increíbles. Tal fue el caso de Betty y Barney Hill, quienes luego de ver un ovni, perdieron dos horas de su vida, y solicitaron que se les hipnotizara. Hasta el momento no se tienen señales de que estas personas (que por desgracia son cientos alrededor del mundo) hayan tenido algún contacto verdadero con seres de otro planeta.

Reencarnación e hipnosis

Reencarnación, la creencia de que los seres humanos nacen una y otra vez ha sido investigada a través de la hipnosis. A veces hay personas que dicen tener recuerdos de vidas pasadas, es decir, sin necesidad de trance hipnótico. Tal fue el caso de Warnasiri Adikari, en el hoy Sri Lanka, en 1962, a los cuatro años de edad, empezó hablar de acontecimientos de su vida pasada, sus recuerdos eran tan exactos que investigadores de todo el mundo lo analizaron. Pero hay otros casos en que los recuerdos no se dan de forma espontánea y es cuando el hipnotismo se hace presente.




La regresión hipnótica logro la popularidad en 1980, un caso muy famoso que conjuntó tanto los recuerdos espontáneos como los inducidos por hipnosis fue el de Jenny Cockell, quien revelo esta experiencia en Yesterday's Children, Jenny recordó que en su vida pasada se llamaba Mary, que vivió en Irlanda, y falleció en 1930. Identificó el pueblo donde había vivido y a sus hijos, aun cuando los nombres no eran los correctos, uno de sus hijos quedó impresionado con Jenny que recordó cuando atrapó una liebre a los seis años.




Una descripción de los recuerdos por medio de la hipnosis es la criptomnesia, o recuerdo oculto. Donde se enseña que una persona puede recordar los detalles de un libro o película sin estar conscientes de esto, lo anterior no se puede aplicar a niños menores que todavía no saben leer. Otras creencias imputan los recuerdos de vidas anteriores a posesión de espíritus, por desórdenes psicológicos, por percepción extrasensorial también el mismo poder del hipnotizador o por fragmentos de memoria heredada.

El hipnotizador sólo puede ayudar a mejorar la voluntad y la memoria, además de suplantarlas, es por esto que es muy importante que quien lo practique sea verdaderamente un profesional.

Comentarios