Acerca de los ángeles

angeles del cielo
Cuando se habla o se escucha la palabra “ángel”, por lo general se tiene una conversación a cerca de ellos, lo primero que se viene a la mente es un ser alado de gran belleza, con mucho resplandor, y que está dispuesto a hacer el bien.


Tal vez para algunas otras personas, el Ángel tenga una figura
diferente, pero siempre vinculada con algo o alguien que nos permita estar conectados con Dios, con el Ser Superior, o
con otra extensión que no alcanzamos a comprender.

Hay quienes piensan que al morir una persona buena o  un niño, su alma deja el cuerpo físico, se elevan a las alturas y se transforman en Ángeles que nos auxiliarán  en nuestra estancia sobre la Tierra. Las concepciones de estos seres pueden ser tan diferentes, como diferentes con las religiones que hay en nuestra educación desde niños.

Por ejemplo, podemos encontrarnos con las ideas que los escépticos tienen acerca de estos seres, y que los relacionan como creaciones literarias o seres fabricados por las diferentes religiones para mantener la esperanza de que haya algo que nos mantiene en contacto con un nivel superior.

De igual forma, podemos encontrarnos con personas que afirman que los Ángeles no son esas bondadosas imágenes o seres que están para mantenernos en contacto con lo Supremo, sino que son seres extraterrestres que han venido a este planeta con un fin determinado.



Algo que podemos confirmar es que los Ángeles existen en otra dimensión y que tienen una manera diferente de vida a la nuestra, y es por esto que cualquier afirmación  o comentario que se haga sobre ellos,  no dejará de ser una simple especulación basada en nuestras bases religiosas.

Sin embargo, es complejo que el hombre en la actualidad esté en contacto o sienta la presencia de un Ángel en su vida ordinaria o inclusive en sus sueños  --sitio en donde constantemente se presentan para auxiliarnos con nuestros problemas terrenales--,  y todo esto se debe a la educación pragmática y racional con la que cuenta el ser humano moderno, la cual, cierra cualquier vía de percepción de verdades etéreas que éste tenga aún en movimiento.

angeles de la biblia

Esta es la razón principal por el cual los niños –que aún no han sido enseñados “racionalmente”—que han estado cercanos a la muerte, sientan la presencia de alguien conocido o de una persona agradable que los ayuda a salir de esta situación. Cuando esto pasa, no se trata más que de ángeles que se parecen  a los niños  y los ayudan.

Y el que los niños vean ángeles con mayor continuidad que cualquier adulto, no significa que éstos sean más crédulos o influenciados con mayor facilidad por medio de ciertas costumbres, sino que aún no han tenido la “oportunidad” de perder su relación con los planos superiores por medio de una educación  y formación  de pensamientos que conlleva la “madurez” que el ser humano busca conforme va “creciendo”.

El significado de la palabra Ángel es “mensajero”, y debe de emplearse únicamente a una cierta categoría  de espíritus celestiales, los cuales, son espíritus luminosos pertenecientes al plano del sentimiento, pero ante todo, servidores del Creador.

De esta manera, podemos asegurar que los Ángeles son seres verdaderos e individuales, inteligentes y sensibles, más antiguos, poderosos sabios y desarrollados que cualquier ser humano.

La intensidad de esta obra, es que se tenga un alcance de manera de saber quiénes son los ángeles, como contactarlos y como poderte hacer de su ayuda. De igual forma puedes encontrar oraciones para poder estar cerca de cada uno de ellos,  aunque es muy importante que sepas que ellos están cerca de ti. Aunque no los sientas o veas, ellos siempre te darán lo necesario para que salgas adelante y consigas todos tus objetivos, claro, siempre y cuando,  éstos no afecten de ninguna forma a los demás.

Al igual que los ángeles,  tú puedes vivir en un mundo lleno de armonía, paz y alegría. De hecho, estamos en él, pero no nos damos cuenta de las maravillas que están en nuestro entorno por estar siempre pensando solamente en nosotros. Cuando comenzamos a pensar en los demás, como lo hacemos en nosotros mismos, y conseguimos hacer el bien a quien se nos atraviese en nuestro paso, comenzaremos a “destapar” esos conductos sensibles que todo ser humano tiene, y que nos llevan al contacto directo con los ángeles y todas las bondades que ellos tienen para nosotros.


Recomendaciones:


Ángeles:






Demonología:


El ocultismo:


Cartomancia:



Comentarios