Cómo preparar un dulce de caramelo?

Bases para repostería, dulces caramelos y golosinas.

¿Cómo preparar un dulce de caramelo?

La cajeta, los alfajores, los jamoncillos y las palanquetas son dulces ricos y fácil de preparar.

Para que la elavoración del dulce quede bien, el almíbar tiene que quedar en su punto exacto.

Para preparar el almíbar, ponga en una cacerola el agua y el azúcar, en la proporción de 1 taza con agua por 3 de azúcar.

Mézclelos bien con una cuchara de madera y póngalos a fuego lento, sin dejar de mover, hasta que la mezcla suelte el hervor.

Saque la cuchara y ya no mueva el almíbar porque se puede cristalizar, solo recoja con una cucharita con mucho cuidado la espuma que se va formando en las paredes de la cacerola.

Deje hervir hasta alcanzar el punto deseado.

Los puntos sucesivos por los que el almíbar va pasando. Son los siguientes;

Almíbar ligero. Ponga a hervir la mezcla de agua y azúcar hasta que suelte el hervor, después retire el almíbar del fuego.

Almíbar de medio punto. Cuando la mezcla suelte el hervor, cuante 10 minutos y aparte el almíbar del fuego.

Para alcanzar los demás puntos, deje hervir más tiempo la mezcla de agua y azúcar y vaya haciendo las pruebas que se indican para determinar el punto del allmíbar.

Llene un vaso con agua fría hasta la mitad, retire el almíbar del fuego, eche ½ cucharada de él en el vaso y déjelo reposar ½ minuto.

Punto de bola suave; con los dedos y dentro del agua, forme una bolita con el almíbar, presiónela con un dedo, la bolita se aplana.

Punto de hebra suave; al caer el almíbar en el agua forma una hebra elástica.

Punto de bola dura; con los dedos y dentro del agua, forme una bolita con el almíbar, presiónela con un dedo, la bola conserva su forma.

Punto de hebra dura; al caer el almíbar en el agua forma una hebra rígida y quebradiza.

Punto de caramelo; con los dedos y dentro del agua, forme una bolita con el almíbar, presiónela con un dedo, la bola es muy dura, precisamente como un caramelo.

Caramelo para flan; en un sartén grueso caliente 1 taza de azúcar hasta que se derrita completamente y tome color dorado.

Vierta el caramelo en el molde en que va a cuajar el flan e incline el molde en todas direcciones para que quede completamente forrado por el caramelo.