Cómo conservar dientes y encías saludables?

Cuidado de los dientes, Dientes saludables, Cómo cepillarse los dientes.

¿Cómo conservar dientes y encías saludables?

Si el bebé aún no tiene dientes, límpiele las encías dos veces al día con una gasa para reducir el número de bacterias causantes de la caries.

Evite que el bebé duerma con el biberón en la boca, ya sea que contenga leche, té o jugo de fruta, estos líquidos contienen azúcar, de la cual se alimentan las cacterias.

El cuidado ideal de los dientes, tanto niños como adultos, consiste en eliminar total y regularmente la placa bacteriana.

Una película que se forma en la superficie de dientes, muelas y lengua.

Para saber si luego de haberse lavado la boca quedan todavía restos de esa placa, mastique una tableta reveladora de placa bacteriana, y que tiñe con una coloración especial esos restos, la consigue en las farmacias.

Enjuaguese bien la boca con un poco de agua que contenga dos o tres gotas de colorante vegetal azul o verde, limpie de nuevo los lugares teñidos hasta quitar el último residuo de placa bacteriana.
Los dientes deben lavarse, con un cepillo de cerdas de nylon flexibles y de punta redondeada,, y cuya superficie de cepillado es plana.
Cepillese los dientes de arriba hacia abajo con un movimiento de barrido y partiendo del lugar donde los dientes y encías se juntan.
Invierta el movimiento en los dienes inferiores.
Repita unas 10 veces este movimiento en cada lugar, cepillando así las caras externas e internas de todos los dientes y muelas.
Cepille la superficie masticatoria de estas últimas con movimientos circulares.

Luego con un hilo dental quite los depósitos de placa bacteriana y los residuos de comida que hayan quedado entre los dientes y muelas.

Para hacerlo, enrolle los extremos de un tramo de unos 50 centímetros de hilo dental en un dedo de cada mano.

Sujete tenso el hilo y deslícelo muchas veces en todos los espacios entre dientes y muelas hasta llegar a la encía.

Frote ésta muy suave con el hilo, lo mismo que las superficies de las piezas dentales.

Cepíllese y use el hilo dental después de cada comida o, por lo menos, una vez al día, antes de acostarse.

Se recomienda terminar esta limpieza con un enjuague bucal comercial..

El agua fluorada ayuda a reducir la caries dental, si el agua no tiene flúor, pídale al dentista que le aplique flúor o bien use una crema dental que lo contenga.

Si disminuye el consumo de caramelos que tienen que disolverse lentamente en la boca, frutas muy azucaradas, galletas y pasteles, el riesgo de caries disminuirá aún más.

Acuda al dentista dos veces al año para que le revise los dientes y le haga una limpieza general.