Cómo conservar una herramienta bien afilada?

Herramientas afiladas, afilado de herramientas, conservar el afilado de herramientas.
¿Cómo conservar una herramienta bien afilada?

Para afilar una hoja roma o restaurar los biseles, en el caso de herramientas de filo agudo, así como formones y cepillos, use una piedra de asentar de óxido de aluminio, con un lado grueso y el otro fino, si el filo está mellado, use el lado fino.

Para afilar hachas, tijeras de podar y otras herramientas de jardín que tengan filo recto, use una lima mediana, las de filo curvo, como las hoces, exigen el uso de una piedra se sección transversal en medio óvalo.

Cuando afile una herramienta observe los biseles de la hoja y conserve su ángulo original, si es pequeña la herramienta, sostenga la piedra firmemente con una prensa y deslice la hoja a todo lo largo, en los dos sentidos.

Si utiliza la esmeriladora eléctrica, use el accesorio de apoyo para mantener el ángulo afilado.

Para afilar una herramienta grande, sostenga con una prensa y deslice el instrumento para afilar en dirección del borde.

Frecuentemente lubrique la piedra de afilar con aceite delgado y deténgase una vez que brillen los biseles y se forme una rebaba pequeña en el filo.

Use el lado fino de la piedra para quitar las irregularidades que deja el lado grueso, para eliminar la rebaba y para dar forma al bisel pequeño de formones y cepillos.

Estos necesitan un afilado a 30 grados y después otro a 35 grados según se usen para trabajar con madera blanda o dura.

Finalmente, para obtener un filo tan agudo como el de una navaja de rasurar, frote la hoja unas 3 veces con la tira de cuero o con una piedra de asentar de grano extrafino.

Revise el filo de la hoja a la luz de una lámpara, si está afilada de manera uniforme no debe centellar.