Cómo cuidarse de las garrapatas?

Arácnidos, animales, garrapatas, como cuiidarse de las garrapatas.
¿Cómo cuidarse de las garrapatas?

Estos arácnidos pequeños pertenecen al grupo de los ácaros, llamamos garrapatas en el habla común algunas especies que son parásitas de personas y animales, y ácaros a los que parasitan a las plantas.

Las garrapatas y los ácaros son animales chupadores, las primeras se alimentan de la sangre de las personas y de los animales, y los segundos de la savia de las plantas.

Otras especies son tan pequeñas que no se ven a simple vista.

Las garrapatas ya sean grandes o pequeñas, habitan en los matorrales y hierbas del campo, tal como la vegetación de las orillas de las sendas que transitan los animales.

Si una persona o animal roza una planta llena de garrapatas, éstas se prenden en la ropa o en el pelo y buscan la piel, se entierran en la cabeza para chupar la sangre de su víctima.

Ya que chupo la sangre, la garrapata alcanza tres veces su tamaño normal, para desprenderse las garrapatas, el remedio puede ser acercarles al cuerpo un cigarro encendido.

Al sentir el calor sacan la cabeza que tenían incrustada en la piel de la víctima y se dejan caer, cuando la garrapata esta sujeta en un lugar donde no se puede poner el cigarro.

Lo ideal es cubrirla completamente con aceite o vaselina, estos animales respiran a través de la piel, pasando unos minutos se desprenderá sola.

No intente quitarse las garrapatas con los dedos o con unas pinzas, porque la cabeza quedará incrustada en la piel y puede provocar una infección.

Alguna especie de garrapata transmite la bacteria causante de la fiebre de las montañas rocosas, que al comienzo parece una gripe y después sigue con erupción, fiebre alta, náuseas y calambres. En ambos casos consulte al médico.

El arador de la sarna parasita a personas como animales, produce una comezón insoportable al perforar sus galerías en el espesor de la piel y es excesivamente contagioso.

Se combate con acaricidas específicos que se untan en la piel. Si sale de paseo al campo, y es en verano, procure llevar pantalones largos y camisa de manga larga, y úntese en la piel un repelente contra garrapatas.

Cuando llegue a su casa, revísese con mucho cuidado la ropa, el cuerpo y el cabello.

En el caso de los animales domésticos, revíselos seguido para quitarles las garrapatas, si están llenos, sumérjalos en un baño garrapaticida y rocíe la zona donde duermen y los alrededores con un plaguicida a base de carbaryl, malatión o diazinón.

Antes consulte al veterinario cuál de estos productos es el adecuado para sus mascotas.

De cualquier manera evite que se acuesten en el lugar rociado hasta que no se haya secado completamente el plaguicida.

Ahora, para saber si sus plantas tienen ácaros coloque una hoja de papel blanco debajo de una hoja descolorida, déle unos golpecitos y si ve que en el papel se mueven unos puntitos es que la planta esta infestada por estos arácnidos.

Los síntomas por una infestación por ácaros son diferentes y dependen del tipo de ácaro, los ácaros del ciclamen hacen que las hojas se tuerzan y enrollen y que aparezcan deformidades en los botones y las flores.

Estos ácaros, que paracitan muchas plantas, ponen una cantidad de huevecillos que las hojas parecen estar cubiertas de polvo.

Si encuentra huevecillos o ácaros adultos, rocíe con un acaricida y repita la aplicación cada 30 días hasta que desaparezca la plaga.

La llamada araña roja es un ácaro de color rojo o rosado que forma telas finas en el envés de las hojas y en la unión del peciolo con el tallo.

Chupa la savia de la planta y hace que las hojas se manchen de un color amarillento con puntos oscuros.

Las hojas se deforman y caen, los nuevos brotes son anormales y los capullos se ennegrecen.

Si observa las hojas con una lupa, y encuentra esta plaga arranque las hojas dañadas y quemelas, rocíe la planta con acaricida capaz de eliminar los huevecillos, repita el tratámiento después de 10 días.