Cómo cultivar hiedra?

Plantas, hiedra,cultivo de hiedra.
¿Cómo cultivar hiedra?

Las hiedras de hojas verdes prosperan con luz brillante filtrada a través de una ventana o tragaluz, una ventana orientada al norte es un lugar óptimo.

Las de hojas variopintas tienen más contraste si reciben 2 ó 3 horas diarias la luz directa del sol, una temperatura de 20 grados aproximadamente es la mejor para las muchas variedades de la hiedra inglesa.

Por lo tanto, pueden soportar las más altas temperaturas si el aire es húmedo, otras variedades de hiedra, como la sueca o parra, prefieren temperaturas más altas.

El aire seco y caliente estimula la proliferación de arañas rojas y ácaros o garrapatillas.

Plante las hiedras en partes iguales de tierra para macetas, tierra lama y arena o perlita, trasplánte cuando la raíz salga por el orificio de drenaje de la maceta.

Durante el periodo de crecimiento activo el riego debe ser moderado, humedeciendo la tierra y no regar hasta que su centímetro superior esté seco.

En el periodo de letargo, el riego debe ser escaso, dejando secar la mitad de la tierra entre riego y riego.

Ponga fertilizante cada 15 días durante el periodo de crecimiento activo.

Las hiedras de hojas verdes prosperan con luz brillante filtrada a través de una ventana o tragaluz, una ventana orientada al norte es un lugar óptimo.

Las de hojas variopintas tienen más contraste si reciben 2 ó 3 horas diarias la luz directa del sol, una temperatura de 20 grados aproximadamente es la mejor para las muchas variedades de la hiedra inglesa.

Por lo tanto, pueden soportar las más altas temperaturas si el aire es húmedo, otras variedades de hiedra, como la sueca o parra, prefieren temperaturas más altas.

El aire seco y caliente estimula la proliferación de arañas rojas y ácaros o garrapatillas.

Plante las hiedras en partes iguales de tierra para macetas, tierra lama y arena o perlita, trasplánte cuando la raíz salga por el orificio de drenaje de la maceta.

Durante el periodo de crecimiento activo el riego debe ser moderado, humedeciendo la tierra y no regar hasta que su centímetro superior esté seco.

En el periodo de letargo, el riego debe ser escaso, dejando secar la mitad de la tierra entre riego y riego.

Ponga fertilizante cada 15 días durante el periodo de crecimiento activo.