Cómo decirle a mi hijo que por el momento no voy a comprarle sus golosinas?

Guía para padres, problemas económicos, explicarle a un niño los problemas económicos, preguntas sobre los problemas económicos.

¿Cómo decirle a mi hijo que por el momento no voy a comprarle sus golosinas?

Muchos opinan que los problemas económicos son demasiado complicados para discutirlos con el pequeño.

Pero cualquier padre de familia sensato sabe que el niño debe conocer el valor de una moneda y debe aprender a gastar y a guardar el dinero con prudencia.

La mayor parte de los niños tienen una noción del dinero hasta los tres o cuatro años, que es cuando empiezan a menejar algunas monedas por sí mismos y comprenden dichas monedas son necesarias para
adquirir un helado, un dulce o cualquier otra cosa.

Papá ¿me das un peso?

El pequeño que quiere un peso está enterado de que tiene valor. Indica también que piensa lo siguiente; “Mi papá y mi mamá tienen mucho dinero, ¿ Por qué no me dan uno amí?

Como seguramente el niño pide el peso por ocio o para comprar golosinas, sus papás deben hacerle ver el valor diciéndole que con un peso se puede comprar leche, fruta o jabón y que estas cosas son más útiles que la golosina.

¿Me das un peso si levanto mis juguetes?

Un “no” rotundo, después se le explicará que todos los miembros de la familia realizan algún trabajo sin recibir recompensa alguna.

De no enseñar al niño a cumplir con sus trabajos hogareños, en poco tiempo el pequeño exigirá su paga por lavarse los dientes, ir a la tienda de la esquina, y por todo lo que se mande hacer.

¿Cómo puedo ganarme unos centavos papá?

El niño aprende más sobre el valor del dinero si tiene que trabajar para ganarlo, por lo tanto, después de que haya cumplido con las tareas ordinarias, es conveniente darle algún trabajo extra si él lo pide.

Deben ser actividades que no se presenten con frecuencia, como pintar una puerta, arreglar una bisagra, cortar el césped, desyerbar el jardín, es decir, trabajos para los cuales se llamaría a alguna persona de fuera.

¿Por qué no puedo sacar un peso de mi alcancía?

Es difícil que comprenda el singificado del ahorro para el futuro. Esto debe enseñársele gradualmente, un ejemplo, diciéndole y haciéndole ver, en la práctica, que si al primer peso de la alcancía añade otros más, podrá comprar el cochecito o la uñeca que tanto le gusta.

¿Nosotros somos o ricos o somos pobres?

El niño tiene una noción muy limitada de lo que significan las palabras riqueza y pobreza, en la mayoría de los casos lo que trata de saber es una definición de su condición de vida.

Algún indicio que le confirme si puede vivir como sus compañeros de juego o mejor, si sus padres pertenecen a la clase media, tienen satisfechas sus necesidades y hasta cuentan con algunos lujos, podrán responder.

“No somos ricos ni pobres; pero no nos falta nada.Somos más o menos como las demás familias que tú conoces”.

¿Cuánto dinero gana mi papá?

Antes de responder debe advertir al pequeño que los ingresos de la familia son asunto privado que no debe ser comentado con otras personas.

Los ingresos de la familia son suficientes para satisfacer las necesidades de todos.

¿Por qué no puedo comprar “eso” con mi dinero?

El dinero gastado a lo tonto es dinero perdido.