Cómo decorar tu hogar con cactos?

Plantas del desierto, cactos.

¿Cómo decorar tu hogar con cactos?

Los cactos en su mayoría son plantas de lugares desérticos, con espinas, cerdas o pelos en vez de hojas y con gruesos tallos en los que guardan agua.

Los cactos son plantas de interior ideales para quienes no pueden dedicar mucho tiempo a sus plantas.

Los cactos requieren del sol, un ambiente seco y mucho calor, póngalos detras de las ventanas más soleadas y, para que no crezcan hacia un solo lado, gire la maceta un cuarto de vuelta diariamente.

En primavera y verano crecen los cactos, en esa temporada riéguelos con abundancia, pero sólo cuando la tierra esté seca en su totalidad.

Si quiere que florezcan, sáquelos para que les de el sol, durante el verano.

En invierno reducen las funciones de las plantas y requieren menos agua, si les pone demasiada se pudren.

Cuide que no estén a temperaturas menores de 5 a 10 grados.

Para preparar la tierra de los cactos se requiere, una gran parte de arena, tezontle molido o perlita y dos partes de tierra de hoja o de tierra para macetas.

Revise cada año, las raíces y cuando hayan llenado la maceta, pase los cactos a una maceta más grande para protegerse de las espinas, enrolle las plantas con papel de periódico.

Abone los cactos durante la época de crecimiento, con un fertilizante rico en potasio.

Unos cactos de selva, como los nopales, requieren humedad y luz media durante el año.

Se aprecian como las plantas de interior porque dan muchas flores, que van del rojo encendido al rosa pálido y al blanco.

Los que dan flores de color champaña florecen por la noche.