Cómo detener una hemorragia nasal?

Hemorragias nasales, naríz, hemorragias, tratamiento para hemorragia nasal.
¿Cómo detener una hemorragia nasal?

Los vasos capilares de la mucosa nasal son frágiles y suelen romperse si se suena uno la naríz con mucha fuerza.

Estas hemorragias puden pasar cuando la mucosa nasal está irritada a causa de algún resfriado o al aire frío o seco.

Por lo general, sólo opríma la naríz con los dedos para detener la hemorragia el tiempo necesario para que se forme un coágulo.

Con el pulgar, oprímase unos 10 minutos el ala del orificio nasal que está sangrando, mientras tanto respire por la boca.

Si a un niño le sangra la naríz, opríma con suavidad ambas alas nasales para cerrar los dos orificios, si la hemorragia persiste, póngale a la víctima una bolsa con hielo o una compresa fría en el puente de la naríz mientras sigue oprimiendo ésta por otros 10 minutos.

Cuando la hemorragia se detenga, no se suene la naríz deje pasar unas 3 horas, tampoco quíte las costras de sangre, si lo hace puede seguir sangrando. En caso de que la hemorragia no se detenga consulte al médico.

No detenga una hemorragia nasal que se presente después de algún golpe en la cabeza, el sangrado puede aliviar la presión que sufre en ese momento el cerebro.

Las hemorragias nasales espontáneas y con frecuencia que no estén relacionados con resfriados o sequedad del aire pueden ser síntoma de alguna enfermedad grave.