Cómo escoger un candado ideal?

Candados, candados combinados, candados de guardia, diferente clase de candados.
¿Cómo escoger un candado ideal?

La calidad y el tamaño del candado perfecto depende del valor del bien que se quiera cuidar y del grado de riesgo a que esté se exponga.

Cuando necesite alta seguridad utilice un candado de precisión, sólido o de acero laminado, con cerradura cilíndrica de pernos y gancho de acero templado.

Los que ofrecen más seguridad, y también los más caros, son los que tienen un cilíndro de cinco pernos y un mecanismo doble que cierra cada uno de los extremos del gancho.

Si utiliza una serie de candados, tal vez le convenga que una llave abra todos.

Los candados que se encuentran al aire libre deben ser de material que resista la corrosión.

Un candado de combinación le da media seguridad y gran comodidad, ya que no hay riesgo de perder las llaves.

Busque los que tienen doble pared reforzada y un gancho de acero templado.

Los candados de guardas con cuerpo de acero laminado pueden utilizarse para bienes de poco valor, estos candados de precio mediano se parecen a los candados de precisión pero no tienen la misma seguridad.

Los puede distinguir porque las llaves son diferentes.

Los candados de armazón de hierro forjado son baratos pero se abren muy fácil, utilicelos sólo para evitar que un niño abra la caja de herramientas, o para evitar el acceso a un gabinete.

La selección de la aldaba para un candado también es de importancia, asegúrese de que sea del tamaño y la calidad adecuada.

Las de acero templado, tornillos ocultos, pasador fijo y cantos biselados tienen mayor seguridad.