Cómo explicarle a un niño los disgustos entre los papás?

Guía para padres, disgustos entre los padres, conflictos en el hogar, problemas conyugales.

¿Cómo explicarle a un niño los disgustos entre los papás?

Aun en los hogares equilibrados por el amor y la comprensión , los niños llegan a presenciar los disgustos entre los padres.

Esto es casi inevitable, puesto que los esposos son personas como los demás, con arranques de impaciencia y de nerviosismo.

Lo más importante no es sólo evitar las diferencias si no la manera de pelear, cualquier discusión produce inquietud en el niño.

Pero sí los cónyuges perdonan y olvidan rápidamente, el pequeño empieza a comprender que, aun cuando las querellas son parte inevitable de la convivencia no se debe abrigar ningún rencor al sentiemiento de venganza.

Cuando existe un antagonismo profundo entre los esposos, el pequeño lo adivina, y las dificultades le provocan una intensa ansiedad.

Los golpes entre esposos son de un efecto desastroso para el niño, sin embargo, las palabras y el tono en que se hablan son también del mismo efecto.

Gritos como ¡estoy harto! ¡lárgate de una vez!, ¡ya no soporto más!, lastiman al niño y lo aterrorizan. No hay temor mayor para el pequeño que saber que van a abandonarlo, y, por lo tanto, si en las querellas de sus padres escucha frases alusivas a la separación o al divorcio, sufre una angustia terrible.

Pueden hacer algunas preguntas como; ¿También conmigo está enojado mi papá?

Después de la discusión entre cónyuges el niño piensa que su papá o su mamá están enojados con él y que de alguna forma ha sido culpable de la disputa.también en algunos casos sucede que los progenitores empeoran la situación al descargar su ira con el niño.

Hay que evitar que el pequeño presencie o escuche las discusiones serias entre los padres, y más aun evitar que el padre o la madre se valgan del comportamiento de la criatura como arma de ataque.

Entre las cosas que más le preocupan al niño, es saber que sus padres pelean por él, por otro lado si los padres difieren sobre la manera de organizar el hogar y educar al niño, lo mejor es que discutan sus problemas a solas y en tono moderado.

No obstante, es inevitable que hasta la pareja más amorosa comience a discutir frente a los hijos, pues, ¿Cómo hacerles entender que sus papás no están enojados con él?

Conviene decirles, como por casualidad, que “todos tenemos malos ratos pero debemos evitarlos, y cuando alguien está muy molesto con una persona parece que está enojado con todos”.

Recuérdele cómo alguna vez a él le pasó algo similar, ¿Te acuerdas del día que te enojaste con fulano o fulana y empezaste a dar de patadas a la pelota? Tú no estabas enojado con la pelota, ¿ o sí ?, pero descargaste tu coraje en ella.

Ahora bien, eso mismo nos pasa a veces a tu papá y a mí, parece que estamos enojados contigo, pero no es así.

De una señal de amor a su hijo, conviene hacer las paces con el esposo a fin de que el pequeño vea el buen final de la discusión y no piense que fue una tragedia.

¿Por qué le gritas a mi papá ya no lo quieres?

Bien sabes que quiero a tu papá, porque es evidente que el pequeño no lo comprende cuando acaba de ver lo contrario.

Le cuesta trabajo comprender que dos personas que se aman puedan llegar a pelear sin odiarse, se le debe explicar que el enojo es una emocion natural que en ocasiones nos domina, lo cual hay que evitar.

Hágale comprender de está manera, “tú quieres mucho a tu mamá, pero cuando te castiga o te regaña te enojas con ella”, ¿verdad? Pero no por eso dejas de quererla.

Las comparaciones y ejemplos de esta índole son útiles porque el pequeño comprenderá por ellas no sólo las emociones de los mayores,sino también se hará más consciente de las propias.

Si los disgustos entre cónyuges proceden de odio irreconciliable, los consejos que vimos no serán útiles para solucionar la preocupación del niño.

En esos casos los más recomendable es decirle, “tu papá y yo tenemos algunos problemitas, pero hacemos lo posible por solucionarlos”, y los padres no sólo lo digan, sino que lo lleven a cabo.