Cómo obtener un buen planchado?

Planchado eficaz (camisas), un planchado de tintorería, camisas bien planchadas.

¿Cómo obtener un buen planchado?

Los mejores resultados para obtener un planchado ideal.

Planche las camisas de algodón cuando esten húmedas, saque la camisa de la secadora o desprendala del tendedero antes que la prenda esté seca.

Si esta seca rocíe con agua tibia, luego enróllela poniendo el cuello y los puños en el interior, métala en una bolsa de plástico y déjela reposar 60 minutos o hasta que la húmedad haya penetrado bien en la tela.

Coloque el control de la plancha en la temperatura adecuada para algodón y no utilice el sistema de vapor.

Ponga el cuello bien estirado en el burro de planchar, con el revés hacia arriba, y planche de las puntas hacia el centro.

Voltee el cuello y repita la operación por el derecho.

Luego planche las mangas, empezando por el revés de los puños, voltéelos y plánchelos por el derecho.

Ponga la manga bien estirada sobre el burro de planchar, por el derecho, cuidando de marcar la raya debidamente, y plánchela por un lado y después por el otro.

Acomode la camisa por el revés sobre el extremo ancho del burro y plánchela.

Estire la espalda de la camisa y plánchela enseguida por el derecho. Planche las costuras laterales por el revés y luego por el derecho.

Si tiene bolsa la camisa, primero planche ésta por el revés. Planche los dos delanteros por el derecho y cuelgue la camisa en un gancho para que termine de secarse, en un espacio donde haya corriente de aire, antes de colgarla en el clóset.

Siga la misma operación con las camisas sintéticas y las de mezclas de algodón, y ponga el control de la plancha en una temperatura más baja.

Es recomendable para todas las camisas que primero pruebe la temperatura de la plancha en el faldón, para asegurarse de que no se queme la tela.