Cómo plantar y rejuvenecer árboles?

Arboles frutales, frutas, casa y jardín, plantar árboles.

¿Cómo plantar y rejuvenecer árboles?

Los árboles frutales deben ser plantados en lugares soleados, de tierra fértil, que cuenten con un buen drenaje y con una distancia de 2 metros de patios, tuberías, fosas sépticas, u otras instalaciones, que pueden ser afectadas por las raíces.

Los árboles que se autopolinizan, así como el ciruelo europeo y la mayoría de los duraznos, pueden plantarse solos.

Otras variedades como la mayoría de los perales y manzanos, y algunos chabacanos sólo dan fruta si se plantan cerca de ellos otro árbol de una especie compatible para que puedan polinizarse.

La mayoría de los árboles frutales son injertados, crecen sobre un patrón de una especie diferente, que puede ser la base del tronco.

Plante los árboles enanos con el injerto a 5 cm del suelo, y los mayores con el injerto al ras del suelo, antes de plantar, combine la tierra con composta, tierra de hoja, tierra lama o negra,también otro material orgánico junto con un fertilizante completo de acción prolongada.

En el momento de plantar, corte todas las ramas dejando unas 4 de las frondosas para formar el esqueleto del árbol.

Después pode un tercio de las ramas que queden, al igual que la rama principal, conserve las ramas que formen con el tronco horcaduras amplias (las angostas son débiles.

Si dos ramas han crecido a la misma altura en el tronco, corte una de ellas.

Cuando vaya creciendo el árbol, arranque todos los retoños que esten naciendo de las raíces, tal como los brotes que nazcan del tronco.

En primavera, antes de que comience el crecimiento, pode lo que sea necesario para que la luz y el are puedan llegar a todos los lugares del árbol.

También arranque las ramas que se junten con otras.

En el caso de los perales y manzanos deje la prolongación un poco más alta que las demás ramas, ahora bien en los chabacanos y duraznos, pode para formar un árbol en forma de ramo abierto, con 3 o 4 ramas principales.

En los primeros 3 ó 4 años es muy probable que el árbol no dé frutos, coloque una capa protectora de aserrín, composta, alrededor de la base y, en primavera fertilice con estiércol o composta y con cenizas de madera o un fertilizante completo.

Fertilice sólo si lo considera necesario, ya que el uso constante hará que se desarrollen más las hojas que los frutos.

Si los frutos aparecen déjelos crecer hasta que alcancen el tamaño de una canica y corte los que estén agusanados, así como los pequeños o los que parezcan enfermos.

Dejando los que queden a una distancia de 15 a 20 cm entre sí.

Para rejuvenecer un árbol viejo, con sólo una buena podada logrará que un peral o un manzano viejo y muy crecidos rejuvenezcan y comiencen a dar frutos.

A finales de invierno es la mejor época, quite todas las ramas muertas, las delgadas, las débiles y las atravesadas, tal como, algunas centrales para que el tronco reciba luz y aire.

Quite los extremos racimosos y enredados que queden en las ramas, que hayan dado fruta durante años, y pode las ramas muy largas hasta que luzcan simétricas y fuertes.