Cómo reemplazar el pasto por plantas rastreras?

Pasto, alfombra de pasto, alfombras de plantas, jardinería, plantas rastreras
¿Cómo reemplazar el pasto por plantas rastreras?

Muchas plantas no alcanzan la altura suficiente, éstas pueden servir para tapizar el jardín de denso verdor, y no requiere de tanto cuidado como el pasto.

Pueden plantarse en terrenos desiguales y de suelo duro, debajo de árboles de raíces no muy profundas y en zonas difíciles de segar, además pueden plantarse en lugares soleados o en la sombra.

Un jardinero podrá ayudarle a conseguir el mejor recubrimiento de acuerdo a sus necesidades, escoja
plantas que se den bien en su localidad y que se adpten a las condiciones específicas del lugar donde desea plantarlas.

Elimine las que puedan crecer más de lo requerido, tomandoen cuenta el tiempo que les tomará crecer, cuánto se extenderán y cómo lucirán cuando hayan terminado de desarrollarse.

Antes de adquirir una planta de su agrado mirela en un invernadero, o en casas vecinas, la primavera puede ser la mejor época para plantar, agregue una buena cantidad de composta y un fertilizante completo, puede decidirse por unas que den flores o frutos.

También si lo desea puede adquirir plantas sobre las que pueda caminar, con fragancia, con hojas de color o plantas de hoja perenee.

Recuerde darles el cuidado necesario a cada una de sus plantas.

Para cada planta haga un hoyo, si se trata de arbustos leñosos como el enebro rastrero o el piracanto, deje 1 metro entre cada hoyo, y en el caso de plantas herbáceas como la vincapervinca o la hiedra deje 30cm aproximadamente.

Las que se extienden lentamente deberán plantarse 10 ó 12 cm, cubra el terreno que queda entre las plantas jóvenes con una capa de material orgánico de 5 a 10 cm de espesor así, conservará la humedad y frenar el crecimiento de hierba mala hasta que las plantas más grandes puedan protegerlas.

Para la mayoría de las plantas conserve la tierra húmeda y un poco más seca para las del tipo de la siempreviva.

Deshierbe cada que sea necesario, cuando ya haya crecido, el recubrimiento necesitará menos cuidados, la pasionaria y los geranios, son plantas que deberán podarse una vez al año para conservar su abundante follaje.

Algunos recubrimientos que florean son; el plúmbago, el heliotropo, la manzanilla, algunas siemprevivas y las plantas de sombra como la vincapervinca y el acanto.

El enebro rastrero, con su gran cantidad de agujas de colores que van desde el azul hasta el plateado, se cubre de bayas de color azul claro durante el otoño.

Los crotos tienen hojas abigarradas, estas dos últimas requieren suficiente sol.