Por qué le gritas a mi papá ya no lo quieres?

De una señal de amor a su hijo, conviene hacer las paces con el esposo a fin de que el pequeño vea el buen final de la discusión y no piense que fue una tragedia.


¿Por qué le gritas a mi papá ya no lo quieres?

Bien sabes que quiero a tu papá, porque es evidente que el pequeño no lo comprende cuando acaba de ver lo contrario.

Le cuesta trabajo comprender que dos personas que se aman puedan llegar a pelear sin odiarse, se le debe explicar que el enojo es una emocion natural que en ocasiones nos domina, lo cual hay que evitar.

Hágale comprender de está manera, “tú quieres mucho a tu mamá, pero cuando te castiga o te regaña te enojas con ella”, ¿verdad? Pero no por eso dejas de quererla.

Las comparaciones y ejemplos de esta índole son útiles porque el pequeño comprenderá por ellas no sólo las emociones de los mayores,sino también se hará más consciente de las propias.

Si los disgustos entre cónyuges proceden de odio irreconciliable, los consejos que vimos no serán útiles para solucionar la preocupación del niño.

En esos casos los más recomendable es decirle, “tu papá y yo tenemos algunos problemitas, pero hacemos lo posible por solucionarlos”, y los padres no sólo lo digan, sino que lo lleven a cabo.